Sin duda que el embrujo que nos produce el ajedrez es tan sublime, que nos hace sentirnos grandes creadores durante unos minutos, y a eso se refiere Marcel Duchamp cuando dice: "No todos los artistas son ajedrecistas, pero todos los ajedrecistas son artistas".

Sin duda, también, que el ajedrez no lo es todo. ¿Qué decir de la música, por ejemplo? Por eso os he dejado una pequeña muestra de mi música favorita, para que la disfrutéis, si os apetece, mientras os sumergís en el fascinante mundo del ajedrez.

Ya en su dia el gran Tarrasch dijo: "Como el amor, como la música, el ajedrez tiene la virtud de hacer felices a los hombres".

Y olvidémonos de aquella otra frase de Oscar Wilde que decía: "Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez"...¡asusta!

Así que sin más dilación comenzemos este singular viaje a una tierra llena de peligros, en la que nos encontraremos a reyes enfrentados en un combate eterno, reinas poderosísimas y despiadadas, fortalezas sólidas e inexpugnables, obispos con gesto serio y mirada oblícua, ágiles corceles dispuestos a asestar coces mortales y valientes guerreros que nunca retroceden ante nada.

Estáis todos invitados, así que los que quieran pueden subir a bordo. Sin condiciones. Durante la travesía seremos testigos de inagotables maravillas y al llegar a puerto nos espera...la felicidad, sin duda.

BIENVENIDO. GRACIAS POR VISITAR MI BLOG.

miércoles, 15 de agosto de 2012

Un día de playa

      Metidos como estamos en este caluroso mes de Agosto, imagino que muchos de vosotros estaréis disfrutando de unas merecidas vacaciones en la playa, en la montaña, en un crucero, en algún país exótico, en el pueblo del abuelo o sencillamente tirados en el sofá de casa sin hacer nada de nada, que tampoco es un mal plan y sobre todo, con los tiempos que corren, sale muy barato. Al fín y al cabo lo importante es desconectar durante unos días del trabajo y salir de la monotonía que nos provoca el día a día, para así recargar a tope las pilas y poder afrontar todo un largo año que hay por delante hasta las proximas vacaciones...
Como tengo la suerte de vivir en la costa, en una ciudad con gran tradición turística como es Gandía, en esta época de verano no se puede dejar pasar la oportunidad de disfrutar de un buen día en su magnífica playa, refrescándose en nuestro querido mar Mediterráneo.


   Lógicamente un buen día de playa lleva aparejado una buena cerveza bien fría...


acompañada de, por ejemplo, unas estupendas sardinitas...


o de quizás, unos magníficos mejillones...


   Después de un buen paseo por la arena y de darse un buen chapuzón en el mar, jugando con las olas, se puede rematar la faena, comiendo una estupenda "fideuà", el plato típico de Gandía, regada con una formidable sangría...Eso sí, ¡sin prisas!




   Pero no todo es comer, claro está, y después de reposar bien todos estos manjares, tomando el sol tumbados en la arena y darse un último y refrescante baño, también es cita obligada de un día de playa una visita al típico mercadillo que podemos encontrar en todas las playas que jalonan nuestra geografía, y en donde podemos pasar un buen rato entre ropa, bolsos, relojes, collares, pendientes, artesanía variada, y lo que más me gusta, las pulseras de cuero. Siempre cae alguna...




   Después de tan agotador día y antes de volver a casa, a mi pareja le apeteció tomarse una última cerveza para reponer fuerzas. Dicho y hecho...


    Nos sentamos en una agradable terraza junto al mar y nos pedimos dos cañas. Tras el paseo por el mercadillo nos había entrado un poco de hambre, así que para acompañar a las cervezas, Almudena pidió una ración de calamares y unos montaditos...




   Y yo no pude resistirme a probar una espectacular ración de "mates" que sorpresivamente me encontré en la carta. Le pregunté al camarero por ellos y me respondió que era unos "mates" frescos y  buenísimos y que me si me gustaban los platos de "ajedrez" me encantarían. Aunque a Almudena no le hizo mucha gracia, me los pedí, y, por supuesto, no dejé ninguno en el plato. Ciertamente eran espectaculares y para que podáis juzgar por vosotros mismos, seguidamente os muestro como eran...

   Blancas juegan y dan mate en dos jugadas:


[FEN: 8/8/p7/1p4p1/4N1P1/1P1r4/P3pp1p/2Q1nk1K w - - 0 1]

SOLUCIÓN
1.De3!,Txe3; 2.Cd2++ ó 1.Dc5,Td4; 2.Cg3++.

  
 Blancas juegan y dan mate en tres jugadas:


[FEN: 4N3/7p/4B1kp/7p/2p4P/7K/2P5/B7 w - - 0 1]

SOLUCIÓN
1.Cg7,c3; 2.Cxh5!,Rxh5; 3.Af7++.

  
Blancas juegan y dan mate en tres movimientos:


[FEN: 5R2/8/8/8/8/2b3R1/4N2p/5K1k w - - 0 1]

SOLUCIÓN
1.Th8! (Si 1.Tg2,Ae1!; 2.Th8,Ah4!),Axh8 (No vale 1...,Ad4; 2.Tg1+,Axg1; 3.Cg3++); 2.Tg7! (a cualquier otra jugada de torre seguiría 2...,Ae5),Axg7; 3.Cg3++.


   Blancas juegan y dan mate en tres jugadas:


[FEN: b7/PP6/8/8/7K/6B1/6N1/4R1bk w - - 0 1]

SOLUCIÓN
1.bxa8(=C)!!,Rg2; 2.Cb6!!, y después de cualquier jugada negra 3.a8(D)++. No vale 1.bxa8(=T),Rg2 y el mate en tres se refuta con 2...,Axa7!)


   Blancas juegan y dan mate en tres jugadas:


[FEN: 8/8/8/8/8/p1Q5/P7/RK1k4 w - - 0 1]

SOLUCIÓN
1.Dg3,Rd2; 2.Df3,Re1; 3.Rc2++. Si 1...,Re2; 2.Rc1,Rf1; 3.Rd2++.


   Blancas juegan y dan mate en tres movimientos:


[FEN: 7k/Q6P/8/8/2N5/2p5/2N1K3/1B6 w - - 0 1]

SOLUCIÓN
1.Cb2!,cxb2; 2.Ca1!,bxa1(=D); 3.Dxa1++.


   Blancas juegan y dan mate en dos jugadas:


[FEN: 3r3r/pbp2pbp/1p5q/8/Q6P/B2B1PPN/1R2P1N1/2k1nK1R w - - 0 1]

SOLUCIÓN
1.Af8!!,Axb2 (Si 1...,Axf8; 2.Da1++. Si 1...,Rxb2; 2.Da3++. Si 1...,Cxd3; 2.Dc2++); 2.Axh6++.


   Blancas juegan y dan mate en tres movimientos:


[FEN: 1K1k4/3b2N1/5P1B/3R2p1/8/6P1/8/8 w - - 0 1]

SOLUCIÓN
1.Td1!!,g4; 2.Ad2,Ae6 (o cualquier otra jugada del alfil); 3.Aa5++.


   Blancas juegan y dan mate en tres jugadas:


[FEN: 5B1R/8/7N/8/8/2b5/p1K5/k7 w - - 0 1]

SOLUCIÓN
1.Cf5!,Axh8 (Si 1...,Ae1; 2.Ag7+); 2.Cg7!!,Axg7; 3.Axg7++.


   Después de este último refrigerio, la noche se extendía sobre la playa de Gandía...


   Un fantástico día de playa había llegado a su fín, y Almudena y yo volvimos a casa abrazados bajo la atenta mirada de la luna...


   Es cierto que el día había terminado. Pero una larga noche acababa de comenzar...

   Recordé una bonita canción del cantautor Ismael Serrano, que dice en su estribillo:

"La noche debilita los corazones,
noches de funeral, de vino y rosas.
Brindemos por el amor y sus fracasos,
quizás podamos escoger nuestra derrota.
El sol limpia las calles, la memoria,
feroces pasiones atenúa.
Invéntate el final de cada historia,
que el amor es eterno mientras dura".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada