Sin duda que el embrujo que nos produce el ajedrez es tan sublime, que nos hace sentirnos grandes creadores durante unos minutos, y a eso se refiere Marcel Duchamp cuando dice: "No todos los artistas son ajedrecistas, pero todos los ajedrecistas son artistas".

Sin duda, también, que el ajedrez no lo es todo. ¿Qué decir de la música, por ejemplo? Por eso os he dejado una pequeña muestra de mi música favorita, para que la disfrutéis, si os apetece, mientras os sumergís en el fascinante mundo del ajedrez.

Ya en su dia el gran Tarrasch dijo: "Como el amor, como la música, el ajedrez tiene la virtud de hacer felices a los hombres".

Y olvidémonos de aquella otra frase de Oscar Wilde que decía: "Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez"...¡asusta!

Así que sin más dilación comenzemos este singular viaje a una tierra llena de peligros, en la que nos encontraremos a reyes enfrentados en un combate eterno, reinas poderosísimas y despiadadas, fortalezas sólidas e inexpugnables, obispos con gesto serio y mirada oblícua, ágiles corceles dispuestos a asestar coces mortales y valientes guerreros que nunca retroceden ante nada.

Estáis todos invitados, así que los que quieran pueden subir a bordo. Sin condiciones. Durante la travesía seremos testigos de inagotables maravillas y al llegar a puerto nos espera...la felicidad, sin duda.

BIENVENIDO. GRACIAS POR VISITAR MI BLOG.

lunes, 23 de mayo de 2011

¡Felicidades, Tolia!


   Hoy cumple años, concretamente sesenta, el ex-campeón mundial Anatoli Karpov. Nacido en Zlatoust, Rusia, en plenas montañas de los Urales, un 23 de Mayo de 1951, en su larga y exitosa carrera ha habido tres momentos cumbres. El primero,cuando se proclamó Campeón del Mundo en 1975, por la negativa de Bobby Fischer a defender el título que ostentaba en esos momentos. El segundo, su polémico enfrentamiento, con el título de Campeón mundial en juego, contra Korchnoi, en Baguio (Filipinas) en 1978. Y el tercero, posiblemente el más importante, ya que no solo marcó su carrera, sino la Historia del Ajedrez, así, en mayusculas, sus interminables enfrentamientos contra Kasparov, quien le arrebató el máximo título en 1985. Especialmente dramático fué el encuentro de Sevilla en 1987. Karpov ganó la partida veintitres y se puso un punto por delante de Kasparov. Sólo le hacían falta unas tablas en la siguiente y última partida, para recuperar el trono perdido de campeón del mundo...Pero el resto ya lo conocemos. Kasparov venció en la partida veinticuatro y conservó su título. El final de esta partida, tras el aplazamiento, fué retransmitido en directo por Televisión Española y fué seguido por trece millones de espectadores.
Si queréis ver imagenes de estas dos últimas partidas, en la parte inferior de la columna lateral derecha de este blog, hay colocados dos vídeos.
Se ha comentado que Kasparov tuvo un maestro de lujo en Karpov, a lo largo de las 144 partidas que disputaron con el máximo título en juego, y así lo confirman las siguiented declaraciones del propio Kasparov: "Kárpov no es simplemente mi adversario histórico, sino también, en muchos aspectos, el jugador con cuya ayuda formé mi verdadero estilo en ajedrez. Puedo afirmar con certeza que la fuerza práctica que, de hecho, me permitió ganar todos los torneos en la década de 1990, difícilmente podría haber perdurado tanto si no hubiera sido por aquellos encuentros largos, interminables, que disputé con Kárpov".

   A modo de regalo de cumpleaños para el gran Karpov, que he de confesar siempre ha sido mi jugador favorito, traigo al blog una partida de la que el mismo "Tolia" opina: "Es una maravillosa partida, seguramente la mejor de toda mi carrera. Fue una encarnizada batalla en todo el tablero, en un ala y en la otra, y las negras acabaron perdiendo por completo el sentido de la orientación...".
Los comentarios del juego son del homenajeado Karpov.

A. Karpov - G. Kamski
Moscú, 1982
Defensa Grünfeld

1.d4,Cf6; 2.c4,g6; 3.Cf3,Ag7; 4.g3,c6; 5.Ag2,d5; 6.cxd5,cxd5; 7.Cc3,0-0; 8.Ce5,e6; 9.0-0,Cfd7; 10.f4,Cc6; 11.Ae3


   La disposición de las piezas negras se hizo muy popular tras el encuentro de Sevilla contra Kasparov. Aún no había podido probar la superioridad de las blancas. Pero existía, ya que nos hallamos ante factores como la ventaja de espacio, dos alfiles peligrosos (en final o en un juego abierto) e incluso un ataque en perspectiva en el ala de rey. Las posibilidades de contrajuego de las negras se hallan vinculadas a una presión en la columna abierta 'c'. Las blancas preparan ahora el empuje 'e4' por medio del caballo. Pero antes hay que reforzar el peón 'd4'. El alfil de dama se ocupa de ello. 11...,Cb6; 12.Af2,Ad7; 13.e4,Ce7 Con la idea de situar el alfil en 'c6' y reforzar el centro. 14.Cxd7,Dxd7; 15.e5,Tac8


   La teoría oficial se detiene aquí. En la primera partida del encuentro de Sevilla, se jugó 15...,Tfc8; 16.Tc1,Af8; 17.Af3,Tc7; 18.b3,Tac8; 19.Dd2,Cc6 (amenaza 20...,Aa3); 20.Db2,a6; 21.Ae2,De7; 22.Cb1,Cb4; 23.Cc3,Cc6 que llevó a una repetición de jugadas. En la jugada 17, las blancas pueden sacrificar un peón con 17.g4,Tc4; 18.f5!?. 16.Tc1,a6 El caballo "en el aire" en 'b6' iba a jugar una mala pasada a las negras, pero aún era demasiado pronto para adivinarlo. Con el inmediato 16...,Tc7, las negras temían 17.Db3; pero 17...,Cc4; 18.Cb5,Tc6; 19.Cxa7,Ta6; 20.Cb5,Tb6, seguido de 21...,Cd2 daba un contrajuego suficiente. Las negras ocupan una buena posición en el ala de dama pero no puede decirse lo mismo del ala de rey. 17.b3 Subrayando la mala posición del caballo en 'b6'. 17...,Tc7; 18.Dd2,Tfc8; 19.g4! Es la señal de ataque. La molestia mutua de las piezas negras dificulta mucho su contrajuego. 19...,Af8; 20.De3! Es la primera de una serie de jugadas precisas de la dama, características de esta partida. En la variante 20.Ce2,Txc1; 21.Txc1 (21.Cxc1,Dc7),Txc1+; 22.Cxc1,Cc6; 23.Cd3, las blancas conservan ventaja de espacio, pero la posición ha perdido su energía interna y las posibilidades blancas en el ala de rey no son grandes. 20...,Cc6; 21.f5!,Aa3. Todas las piezas negras se hallan en el ala de dama dejando al rey abandonado, pero ello no resulta peligroso, ya que las figuras blancas, al otro lado del tablero, aún no están coordinadas. Es malo 21...,exf5; 22.gxf5,Dxf5; 23.Ah3,Dh5; 24.Axc8,Ah6; 25.Dh3,Axc1; 26.Dxh5,gxh5; 27.Axb7. Tampoco convenía 21...,Ab4 a causa de 22.Rh1 con la idea de jugar 23.Ae1. 22.Tcd1,Cb4 Las piezas negras se enredan, el caballo bloquea su alfil, lo cual aprovechan las blancas. 23.Dh6! Kamski contaba quizá con 23.Cb1,Cc2!; 24.Dh6,Af8. 23...,De8 Ahora después de 23...,Cc2, ya no hay igualdad porque después de 24.Ce2, las torres negras ya no tienen casillas de ataque. 24.Cb1! El alfil debe abandonar la importante diagonal 'a3-f8'. 24...,Ab2; 25.Dd2! Los vaivenes de la dama blanca molestan mucho a las negras. 25...,Cc2


   Las cinco últimas jugadas de las negras han sido muy activas. Abandonando a su suerte a su rey, se han lanzado al ataque del ala de dama. En una solo jugada, su iniciativa queda completamente aniquilada y el tándem aparentemente terrible Cc2 y Ab2 exige una protección, paralizando así la acción de las torres. Por tanto, las blancas han detenido la agresión adversaria y desarrollan ahora su propio ataque. Ahora tienen que abrir la columna 'f'. 26.Rh1! Liberando un lugar para el alfil, que a su vez descubrirá la torre de 'f1'. 26...,De7; 27.Ag1,Cd7; 28.Tf3 En cada jugada, el ataque de las blancas gana algo más de fuerza y las negras, como vemos, están en un callejón sin salida. 28...,Db4; 29.Dh6! A causa de la amenaza 30.Th3,Cf8; 31.f6, las negras no tienen tiempo de ocuparse del peón 'd4'. 29.Df4 era impreciso a causa de 29...,Axd4!; 30.Axd4,Cxd4; 31.Txd4,Tc1+; 32.Tf1,Txf1+; 33.Axf1,De1; 34.Cd2,Cxe5 con un contrajuego suficiente. 29...,Df8; 30.Dg5,Dg7; 31.Dd2! Es difícil para la dama negra regresar a la casilla 'f8' a causa de la amenaza fxe6. 31...,b6. No hay otro modo de liberar a los "rehenes" 'b2' y 'c2'. Las negras preparan 32...,a5 para reservar la casilla 'b4' a su caballo. 32.Tdf1,a5; 33.h4,Cb4; 34.a3 Si 34.Dxb2?,Tc2. La invasión de la torre en 'c2' ya no es peligrosa para las blancas. 34...,Tc2; 35.Df4,Cc6; 36.Ah3! Con la amenaza 37.fxe6,fxe6; 38.g5,Cf8; 39.Dxf8+!!,Dxf8 (no es mejor 39...,Txf8; 40.Axe6+); 40.Axe6+,Rg7; 41.Tf7+! con la victoria. 36...,Cd8; 37.Ae3 La casilla 'c1' está controlada. El alfil apunta a 'h6'. 37...,b5; 38.T3f2!


   Después de reforzar su ala de rey, las blancas cambian bruscamente de táctica. Resulta paradójico que a causa de la mala disposición de sus piezas, en particular del alfil 'b2', las negras, tras el intercambio de las torres, vayan a perder precisamente donde acababan de establecer su dominio. Unas jugadas más tarde, la dama blanca domina la situación apoderándose de la columna 'c'. 38...,b4; 39.axb4,axb4; 40.Txc2,Txc2; 41.Tf2,Txf2; 42.Dxf2,Aa3 Lástima, si 42...,Ac3, entonces 43.f6,Df8; 44.Dc2,Ae1; 45.Dc7,De8; 46.Af1,Cf8; 47.De7!,Dd7; 48.Ah6! ¡Una divertida conclusión! El alfil 'e1' queda totalmente excluido del juego. 43.Dc2,Cxe5 ¡Desesperación! Era igualmente malo 43...,Df8; 44.Dc7,De8; 45.f6. Si 43...,Cb8; 44.Cd2,Cdc6; 45.Cf3, las blancas ganan prácticamente con una pieza más, o 44.f6,Df8; 45.Af1 con una victoria simple. Sacrifiqué una pieza y logré hallar una elegante combinación. 44.dxe5,Dxe5; 45.Dc8!,De4+ Si 45...,Dxe3, hay mate en tres jugadas. 46.Ag2,Dxb1+; 47.Rh2,Ab2; 48.Dxd8+,Rg7


49.f6+,Axf6;50.Ah6+,Rxh6; 51.Dxf6,Dc2; 52.g5+,Rh5; 53.Rg3 Quedaba aún una posibilidad de echar a perder la victoria: 53.Rh3?,Df5+; 54.Dxf5,gxf5; 55.Af3+,Rg6. 53...,Dc7+; 54.Rh3, y las negras abandonan. Por esta victoria obtuve el premio en el Memorial Alekhine de la mejor partida "en el estilo de Alekhine". Pero eso no es totalmente cierto...Sin duda hubo en la obra del campeón mundial ruso ejemplos sorprendentes con transferencia de la acción del ala de dama al ala de rey. Pero en este caso nos encontramos con un hecho menos frecuente: ¡la transferencia se lleva a cabo del ala de rey al ala de dama!

(Ver partida)(Ocultar)

(hide chess mmmmmmmmmmmmmm
   Para despedirnos, lo haremos con dos posiciones en las que Karpov, nos demuestra su talento combinativo. La primera es de sus principios y la segunda muy actual. Ya que habéis venido a la fiesta, tratar de resolverlas, antes de ver la solución. Así la fiesta durará un poco más y seguirá la diversión...¡Felicidades, Tolia!
 

 

    La posición corresponde a la partida Karpov-Gik, URSS 1969. Las blancas juegan y ganan.

SOLUCIÓN
1.Dxh7+,Rf8; 2.Tf5!!,Dxb3+; 3.axb3,exf5; 4.Cf4!,Td8; 5.Dh6+,Re8; 6.Cxg6,fxg6; 7.Dxg6+.


1.Dxh7+,Rf8; 2.Tf5!!,Dxb3+; 3.axb3,exf5; 4.Cf4!,Td8; 5.Dh6+,Re8; 6.Cxg6,fxg6; 7.Dxg6+.

   La anterior posición está sacada de la partida Karpov-Stojanovic, del Torneo de Goranje (Serbia) del año 2007. Las blancas juegan y ganan.

SOLUCIÓN
1.Dh4,h6; 2.Cf6,Ae7; 3.Ce5,Axf6; 4.Cf7+,Rh7; 5.Dh5,Te7; 6.Dg6+,Rg8; 7.Cxh6+,Rf8; 8.Dxf6+,Re8; 9.Txg7,Txg7; 10.Te1!,c6; 11.Cxf5.
1.Dh4,h6; 2.Cf6,Ae7; 3.Ce5,Axf6; 4.Cf7+,Rh7; 5.Dh5,Te7; 6.Dg6+,Rg8; 7.Cxh6+,Rf8; 8.Dxf6+,Re8; 9.Txg7,Txg7; 10.Te1!,c6; 11.Cxf5.
  
  
   "Para ser un campeón se requiere algo más que ser un fuerte jugador. También hay que ser un ser humano fuerte".
                                                                                               Anatoli Karpov




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada