Sin duda que el embrujo que nos produce el ajedrez es tan sublime, que nos hace sentirnos grandes creadores durante unos minutos, y a eso se refiere Marcel Duchamp cuando dice: "No todos los artistas son ajedrecistas, pero todos los ajedrecistas son artistas".

Sin duda, también, que el ajedrez no lo es todo. ¿Qué decir de la música, por ejemplo? Por eso os he dejado una pequeña muestra de mi música favorita, para que la disfrutéis, si os apetece, mientras os sumergís en el fascinante mundo del ajedrez.

Ya en su dia el gran Tarrasch dijo: "Como el amor, como la música, el ajedrez tiene la virtud de hacer felices a los hombres".

Y olvidémonos de aquella otra frase de Oscar Wilde que decía: "Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez"...¡asusta!

Así que sin más dilación comenzemos este singular viaje a una tierra llena de peligros, en la que nos encontraremos a reyes enfrentados en un combate eterno, reinas poderosísimas y despiadadas, fortalezas sólidas e inexpugnables, obispos con gesto serio y mirada oblícua, ágiles corceles dispuestos a asestar coces mortales y valientes guerreros que nunca retroceden ante nada.

Estáis todos invitados, así que los que quieran pueden subir a bordo. Sin condiciones. Durante la travesía seremos testigos de inagotables maravillas y al llegar a puerto nos espera...la felicidad, sin duda.

BIENVENIDO. GRACIAS POR VISITAR MI BLOG.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Su majestad Anatoli Kárpov


Moscú, 1984
    Que Anatoli Kárpov es mi jugador favorito no lo voy a negar. Tuve la suerte de disfrutar en mis años de juventud de aquellos épicos encuentros con la corona de campeón del mundo de ajedrez en juego, con su otrora archienemigo, aunque ahora amigo, Garri Kasparov, en los que se enfrentaban sobre el infinito universo del tablero damasquinado dos estilos opuestos de entender nuestro milenario juego. Recuerdo la polémica suspensión de su primer match, tras 48 partidas y cinco meses de enorme tensión y lucha, la tristeza que me produjo la derrota en la última partida de su segundo match disputado en Moscú en 1985, que suponía la pérdida del cetro mundial y que seguí con gran nerviosismo a través de las sucesivas conexiones en directo que Radio Nacional de España establecía, aquel histórico nueve de Noviembre, con Leontxo García, enviado especial de lujo para seguir ese evento. También recuerdo con alegría las tres victorias consecutivas que logró Karpov en el match revancha de 1986 en Leningrado cuando iba tres puntos por debajo en el marcador y parecía que Kasparov terminaría arrollándole. Y, ¿cómo no?, la victoria en la partida veintitrés del match de Sevilla de 1987 que le ponía en bandeja de plata la recuperación del ansiado título de campeón del mundo y seguidamente la amarga derrota, otra vez en la última partida, que dejaba el máximo título en manos de Kasparov y que seguí, esta vez, en directo por televisión, en compañía de mi gran amigo Ángel, que me ayudó a sobrellevar aquel trágico momento. ¡El triunfo había estado tan cerca...!
Veinticinco años después de aquel primer match entre estos dos monstruos del ajedrez, fué todo un lujo para mí poder verlos en directo frente a frente, eso sí, con unas cuantas canas más (¡ellos!...bueno, y tal vez yo también), en el match que disputaron en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia en Septiembre de 2009, dentro del simposio internacional de historia y cultura del ajedrez "Valencia, cuna del ajedrez moderno" y que supuso de nuevo otra derrota del gran Tolia. Pero verlos allí en el escenario, a escaso metros de mi butaca, después de haber reproducido y estudiado todas sus magistrales partidas, fué una sensación realmente mágica...

Valencia, 2009
   Hoy día veintitrés de mayo nuestro protagonista, Anatoli Kárpov, cumple 61 años y que mejor homenaje podemos brindarle a esta leyenda viva del ajedrez, en un día como este, que poder disfrutar de una de sus magníficas victorias, concretamente la señalada arriba en la partida número veintitrés del match de Sevilla de 1987, del que este año se cumplen también los veinticinco años de su disputa, y que le dejó a un paso de recuperar su anhelado trono en lo más alto del ajedrez. Los comentarios de la partida son del propio Anatoli Karpov, extraidos de su libro "Karpov, mis mejores partidas", de le editorial Hispano Europea. Un interesante video sobre el desarrollo final de esta partida lo podéis ver en el margen derecho del blog, a continuación del extenso documental sobre Fischer-Spassky.

Anatoli Karpov - Garri Kasparov
Sevilla,1987
23ª partida

   "En la última partida de este encuentro en la que llevé las blancas tenía que hacer todo lo posible por ganar. Y alcancé este objetivo, aunque después de numerosas peripecias. La partida resultó ser una de las más tensas y fascinantes del encuentro y concluyó con un espectacular final".

   1.c4,c5; 2.Cf3,Cf6; 3.Cc3,d5 Kasparov evita una disposición puramente inglesa e invita a trasponer a la Defensa Grünfeld. Este orden de jugadas conduce a una estructura que era de todo punto nueva en nuestras partidas. 4.cxd5,Cxd5; 5.d4,Cxc3; 6.bxc3,g6; 7.e3 La continuación corriente es 7.e4, desde luego, pero estaba seguro de que Kaspárov estaría bien preparado para esta jugada y decidí escoger una alternativa menos frecuente. 7...,Ag7; 8.Ad3,O-O; 9.O-O,Dc7; 10.Tb1,b6


   Una jugada nueva. Antes se habían hecho 10...,Td8 y 10...,Cd7. En la partida Tal-Vaganian, Leningrado, 1977, era patente que las blancas tenían ventaja después  de 10...,Td8; 11.De2,Cc6; 12.Ae4,e5; 13.dxc5,h6; 14.c4,Ae6; 15.Aa3,Ca5; 16.Ab4,Cxc4; 17.Tfc1,f5; 18.Ac2,e4; 19.Ab3.
11.De2,Td8; 12.Ae4!,Aa6 Las negras no igualan después  de 12...,Cc6; 13.de,f5; 14.dxc6,fxe4; 15.Dc4+ y 16.Dxe4 o 12...,Ab7; 13.Axb7,Dxb7; 14.dxc5,Axc3; 15.e4. 13.c4,Cc6 Desde luego no 13...,cxd4; 14.Axa8,Axc4; 15.Dc2,d3; 16.Da4. 14.de,f5; 15.Ad3,e5 Todo esto es forzado. Si 15...,Ce5; 16.Cxe5,Axe5; 17.f4 seguido de e4. 16.e4,Cd4; 17.Cxd4,cxd4


   Tras un animado juego, se han estabilizado las cadenas de peones en el centro, y debe darse preferencia a la posición de las blancas. 18.Ag5,Tf8; 19.Tfc1,Tac8 No merece la pena bloquear la posición mediante 19...,f4, con la idea de cambiar los alfiles de casillas negras por medio de ...Af6. Después de 20.f3,Af6; 21.Axf6,Txf6; 22.Dd1! y Da4, preparando c5, las blancas tienen una fuerte iniciativa. 20.Ad2,Tf7; 21.a4,fxe4 21...,Af8 no es posible en vista de 22.exf5,gxf5; 23.Axf5,Txf5; 24.Dg4+. 22.Dxe4,Tcf8; 23.f3,Ac8; 24.a5


   Pensaba que mi iniciativa en el flanco de dama era bastante fuerte y decidí no forzar las cosas. Podía haber ganado la calidad con 24.d6,Dxd6; 25.Ab4,Df6; 26.Axf8,Axf8, pero el adversario habría obtenido suficiente compensación gracias a su activo alfil de casillas negras. 24...,Af5; 25.De2,Te8; 26.Ae4,Af8; 27.Dd3


   Las blancas han reagrupado las tropas, tienen bien bloqueado el centro y ahora están listas para pasar al flanco de dama. 27...,Ac5; 28.Ta1,Dd7; 29.Te1,Dc8; 30.Rh1,Tc7; 31.Tab1,Rg7; 32.Tec1


   La continuación correcta era h3 y Rh2, manteniendo la tensión. Ahora Kaspárov cambia los alfiles, y el centro deja de estar bloqueado. 32...,Axe4; 33.fxe4 Habría resultado un juego agudo de 33.Dxe4,Aa3; 34.Te1,Txc4; 35.f4,Tc2; 36.Dd3,Df5; 37.Dxa3,Txd2; 38.axb6,exf4, pero rechacé la captura con la dama debido a 33...,bxa5; 34.Axa5,Ab6; 35.Axb6,axb6; 36.Txb6,Txc4; 37.Txc4,Dxc4; 38.Tb7+,Rg8!, y las negras no tienen problemas: 39.h4,Dc1+; 40.Rh2,Df4+. 33...,Tf7; 34.Dg3!


   34...,bxa5 Dando, incorrectamente, dos peones pasado y ligados a las blancas. 34...,Dc7 parece más armoniosa. 35.Axa5,Tf4; 36.Te1 La torre no estaba mal en c1. Debería haber jugado la dama a d3 de inmediato. 36...,Da6!; 37.Ad2,Tf7; 38.Dd3,Tef8; 39.h3,Tf2; 40.Ta1 Si 40.Tb5, hay la réplica 40...,Da3. 40...,Df6


   Aquí se aplazó la partida, y no hice la mejor secreta al jugar la torre de e1 a g1. Dos jugadas más tarde va a b1, y podía haber ocupado esta casilla de inmediato, sin pérdida de tiempo. Sin embargo, las blancas aún conservan la ventaja. 41.Tg1?!,h5! La idea correcta. La aparición del peón en h4 creará amenazas directas en el flanco de rey, distrayendo así a las blancas del flanco de dama. Las alternativas eran más débiles; por ejemplo: 41...,Tb8; 42.Ta5!,Tb2; 43.Ac1!,Ab6; 44.Axb2,Axa5; 45.Aa3,Td2; 46.Db3,d3; 47.Ac1!. 42.Ta5 En caso de 42.Ae1, las negras obtienen fuerte contrajuego con 42...,Tb2; 43.Ag3,h4; 44.Ah2,Dg5 y luego ...Tff2. 42...,De7; 43.Tb1,h4; 44.Ta6,T8f7; 45.Tc6 45.Te6 no era tan peligrosa para las negras; por ejemplo 45...,Df8; 46.Tg1,Rh7; 47.Ae1,Tf1; 48.Txe5,Txg1+; 49.Rxg1,Tf1+!; 50.Dxf1,d3+; 51.Af2,d2; 52.Tf5,gxf5. 45...,Df8; 46.Tg1,Ae7; 47.Te6,Rh7; 48.Ae1


   Esta jugada la dictó el deseo de mantener la tensión y ganar tiempo en el reloj. Merecía estudio la línea que sigue: 48.Txe5,Ad6 (48...,Tf1; 49.Te6); 49.Th5+!,gxh5; 50.e5+,Rg8; 51.ese xd6,Dxd6; 52.Dxd4, aunque es probable que las negras lograran hacer tablas después de 52...,Df6. 48...,Tf1; 49.Ad2,Ac5 Si se repetía la posición mediante 49...,Tf2, era posible la variante antes mencionada de capturar en e5. 50.Tc6 Aquí el resultado más probable es tablas, pero de momento no tenía la intención de iniciar negociaciones de paz; simplemente estaba tanteando las intenciones del adversario. Y entonces Kaspárov, en quién la tensión de la lucha había hecho mella, se metió en una combinación errónea.


   50...,T7f3? Muchos comentaristas sugirieron 50...,a5 e indicaron la espectacular variante que sigue: 51.Ta6?,T7f3; 52.gxf3,Txf3; 53.Dc2,Txh3+; 54.Rg2,Tg3+; 55.Rh2,d3, y las negras ganan. Sin embargo, 51.Axa5,T7f3; 52.gxf3,Txf3; 53.Tc7+!,Rh8; 54.Tc8!,Txd3; 55.Txf8+,Axf8; 56.Rh2 conduce a un final que mal pueden defender las negras. Más tarde se recomendó 50...,Ab4, y si 51.Ag5, entonces 51...,Ae1!. Sin embargo, ahora es buena 51.Ta6!, manteniendo la presión sobre la posición del adversario. 51.gxf3,Txf3 Esto parece decisivo, pero... 52.Tc7+,Rh8


   53.Ah6! Una contracombinación sobre los temas de distracción y sobrecarga. La situación en el tablero se aclara por completo. 53...,Txd3; 54.Axf8,Txh3+; 55.Rg2,Tg3+; 56.Rh2,Txg1; 57.Axc5,d3 y las negras se rindieron. Después de 58.Ae3, las blancas ceden el alfil por el peón, y no pueden pararse los peones pasados 'c' y 'd'.

  Podéis seguir el desarrollo completo de la partida pinchando en el visor:

(Ver partida)(Ocultar)

   A continuación también os dejo para que nos riamos un rato, una gran parodia que hizo el humorista Joaquin Reyes en su programa La hora chanante, de Anatoli Kárpov, en la que descubriremos algunos entresijos de sus duelos con Garri Kasparov. ¡Simplemente genial!



   Deseando un feliz cumpleaños a esta inigualable figura del tablero, terminaré con un pensamiento del propio Kárpov: "No se puede luchar por la victoria, si en el fondo del corazón lo que se busca son las tablas".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada