Sin duda que el embrujo que nos produce el ajedrez es tan sublime, que nos hace sentirnos grandes creadores durante unos minutos, y a eso se refiere Marcel Duchamp cuando dice: "No todos los artistas son ajedrecistas, pero todos los ajedrecistas son artistas".

Sin duda, también, que el ajedrez no lo es todo. ¿Qué decir de la música, por ejemplo? Por eso os he dejado una pequeña muestra de mi música favorita, para que la disfrutéis, si os apetece, mientras os sumergís en el fascinante mundo del ajedrez.

Ya en su dia el gran Tarrasch dijo: "Como el amor, como la música, el ajedrez tiene la virtud de hacer felices a los hombres".

Y olvidémonos de aquella otra frase de Oscar Wilde que decía: "Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez"...¡asusta!

Así que sin más dilación comenzemos este singular viaje a una tierra llena de peligros, en la que nos encontraremos a reyes enfrentados en un combate eterno, reinas poderosísimas y despiadadas, fortalezas sólidas e inexpugnables, obispos con gesto serio y mirada oblícua, ágiles corceles dispuestos a asestar coces mortales y valientes guerreros que nunca retroceden ante nada.

Estáis todos invitados, así que los que quieran pueden subir a bordo. Sin condiciones. Durante la travesía seremos testigos de inagotables maravillas y al llegar a puerto nos espera...la felicidad, sin duda.

BIENVENIDO. GRACIAS POR VISITAR MI BLOG.

sábado, 25 de octubre de 2014

Alineación en la Foradà



   El pasado día 5 de Octubre, tuve ocasión de disfrutar de un fenómeno singular en un precioso valle situado relativamente cerca (unos 30 Km.) de la ciudad donde habito, Gandía. Una ciudad que, parafraseando al gran cantautor Ismael Serrano, "te da unos días terribles y unas noches maravillosas como algunas amantes". Después del oportuno desayuno emprendí viaje junto a mi pareja, Almudena, y una buena amiga suya, Ana, a la localidad alicantina de Benissivà, en pleno Vall de Gallinera (Valle de Gallinera), que recibe su nombre del río Galllinera que discurre por él. Tras un trayecto de poco más de una hora por una sinuosa carretera de montaña dejando atrás las localidades de L'Atzúbia y Forna, con su castillo del siglo XIII, nos adentramos propiamente en la vall de Gallinera pasando por los pueblos de Benirrama y Benialí, donde he disfrutado más de una vez de un estupendo estofado de jabalí, hasta llegar por fin a nuestro destino: Benissivà. Allí pudimos disfrutar del Mercat de la terra de la Foradá (Mercado de la tierra de la Foradà) con sus puestos de fruta y verdura, artesanía y embutidos y dulces caseros de la zona, así como una curiosa cerveza de chufa.





   En la iglesia de Benissivà, que podéis ver al fondo de la primera fotografía, a las doce y media de la mañana, tuvo lugar una interesantísima conferencia a cargo del eminente  egiptólogo por la Universidad de Tübingen (Alemania) y licenciado en la especialidad de arqueología y doctor en historia por la Universidad de Valencia,  José Lull, sobre la alineación solar de la Foradà y su relación con el convento franciscano  de San Andrés del Monte, ubicado en la colindante localidad de Benitaia.

Conferencia en la iglesia de Benissivà
     José Lull, (http://www.joselull.com/) como gran enamorado de la Vall de Gallinera, con la colaboración de Juanjo Ortolà, administrador de la página http://www.lavalldegallinera.net/, ha escrito un interesante trabajo titulado Breu història del convent franciscà de Benitaia i l'alineació solar de la Foradà a la Vall de Gallinera (Breve historia del convento franciscano de Benitaia y la alineación solar de la Foradà en el valle de Gallinera) en el que se describe con todo lujo de detalles la peculiar alineación del disco solar a través de la peña de la Foradà (peña "perforada") que ocurre todos los años en torno al día de San Francisco de Asís (4 de Octubre) y al día de San Francisca (9 de Marzo), así como la historia del antiguo convento de San Andrés, fundado en el año 1611, bajo el auspicio del duque Carlos de Borja de Gandía, sobre el cual incidía directamente la luz solar durante la curiosa alineación solar en las fechas antes señaladas.


El Dr. José Lull en la Vall de Gallinera
   La peña de la Foradà es un arco de piedra formado de manera natural en el pico de una cima de unos 737 metros de altura situada en la vertiente sur de la Vall de Gallinera:

La Foradà
   Del antiguo convento franciscano sólo quedan, como restos del pasado, el calvario, que se supone correspondía al claustro del convento y una fuente de dos chorros de 1741:

Calvario
Fuente de 1741
   Seguidamente os dejo varias fotos de la alineación solar, que tuvo lugar exactamente a las 18 horas y veinte minutos, tomadas por mi pareja para que podáis ver el fenómeno, correspondiendo la autoría de la foto que encabeza esta entrada, como habréis observado, al propio José Lull:




   Si habéis llegado hasta aquí, sufridos lectores, supongo que os estaréis preguntado qué tiene que ver todo esto con el mundo del ajedrez, que es de lo que trata este blog. Y la respuesta es que mientras observaba el especial acontecimiento, por supuesto con la protección de las oportunas gafas con filtro solar, similares a las usadas para ver eclipses, que al efecto facilitaba el ayuntamiento de Benitaia, vino a mi memoria un maravilloso estudio del compositor ruso Vasili Sokov, nacido en 1912 y tristemente fallecido en 1944 durante la batalla de Narva, publicado en 1937 en la revista "64" y que recibió la 3ª mención de honor. Aunque parezca increible, en la siguiente posición las blancas juegan y logran tablas:


[FEN: 6k1/6P1/p7/3R4/2K5/2p2b2/8/r1B5 w - - 0 1]

   Os seguiréis preguntando qué tiene que ver esto con la Foradà, pero os pido un poco más de paciencia, familiares y amigos, y lo entenderéis perfectamente...De momento fijémonos en el estudio de Sokov para ver que las blancas tienen serios problemas, ya que todas sus piezas están atacadas. El intento de jugar 1.Td8+,Rxg7; 2.Rxc3,Txc1+ desembocaría en un final ganador para las negras como se demostró en la partida Capablanca-Tarrasch, San Petersburgo, 1914 que pondré luego para que no quepan dudas, que seguro que hay más de algún escéptico por ahí...Aclarado este punto a las blancas sólo les queda jugar 1.Tf5,Ag4! (El alfil debe permanecer en la diagonal 'd1-h5' impidiendo la jugada defensiva 2.Tf1. Tanto 1...,Ae2+; 2.Rxc3,Txc1+; 3.Rd2,Tf1; 4.Txf1 como 1...,Txc1; 2.Txf3,c2; 3.Rc3, conducen a tablas); 2.Tf8+!! (una jugada en apariencia absurda, pero que tiene como objetivo atraer al rey negro a la diagonal 'a1-h8' con el maléfico fin que luego se descubrirá. No servía 2.Tf4(ó g5) por 2...,Ae6+ y 3...,Txc1),Rxg7; 3.Tf1!!,Ae2+; 4.Rxc3,Axf1. Ahora las blancas parece que tengan que abandonar, pero todo da un vuelco tras la extraordinaria jugada 5.Ab2!!


[FEN: 8/6k1/p7/8/8/2K5/1B6/r4b2 b - - 0 5]

   ¡De repente todo esta claro!. Las blancas logran las increibles tablas porque, a pesar de su aparente movilidad, la torre negra está perdida, mueva a donde mueva, por las cuatro descubiertas del rey blanco (5...,Ta2 (ó Ta4); 6.Rb3+. 5...,Ta5; 6.Rb4+. 5...,Tb1(ó d1); 6.Rc2+. 5...,Te1; 6.Rd2+) y el final tras 5...Ta2; 6.Rb3+,Txb2; 7.Rxb2 es también tablas porque el peón negro de torre corona en la casilla de color contrario a la del alfil. Este tema del "alfil malo" lo traté en una entrada anterior del blog, por si tenéis curiosidad: http://ajedrezsinduda.blogspot.com.es/2014/05/desafiando-las-normas.html.
   Ahora, viendo la posición final del estudio de Sokov, para lo que os recomiendo que uséis las gafas protectoras porque la imagen es deslumbrante, comprenderéis por fin por qué recordé esta composición mientras observaba la alineación solar de la Foradà. ¡Aquí, sobre el tablero, se ha producido otra formidable alineación de piezas en la gran diagonal que ha salvado a las blancas y nos ha brindado un espectáculo maravilloso iluminando todo el tablero!
   Aquí os dejo la partida a la que me refería antes, Capablanca-Tarrasch, 1914:


   Por favor, continuad con las gafas puestas, porque otra formidable alineación de piezas la encontramos en el siguiente estudio de Rinaldo Bianchetti de 1925, publicado en "L'Italia Scacchistica", en el que las blancas juegan y ganan:


[FEN: 7k/8/5r2/8/8/2R5/8/K1B5 w - - 0 1]

   Después de la jugada 1.Ab2, todas las piezas se encuentran alineadas de nuevo sobre la gran diagonal y la torre negra pronto sucumbirá. No vale 1...,Rg8 (ó Rh7); 2.Tg3+ (ó Tc7+) y 3.Axf6, ni tampoco 1...,Tf7 (ó Tg6); 2.Th3+ (ó Tc8+) y 3.Th8++. Se producen aquí dos variantes principales: A) 1...,Tf8; 2.Tc7+,Rg8; 3.Tg7+,Rh8; 4.Ra2! (No 4.Rb1?,Tf1+!; 5.Ra2,Ta1+!; 6.Rb3,Ta3+; 7.Rc2,Tc3+; 8.Axc3 y el rey negro está ahogado) y las negras pierden la torre al tener que alejarla de la protección de su rey (por ejemplo 4...Ta8+; 5.Ta7+). B) 1...,Th6; 2.Tg3+,Rh7; 3.Tg7+,Rh8; 4.Rb1! (en esta ocasión 4.Ra2? sería la que dejaría escapar la victoria) y de nuevo cae la torre negra.

   Otro caso curioso es la siguiente obra de J. Fritz publicada en "Svobodne Slovo" en 1961, que ganó el primer premio, en la que las blancas juegan y ganan:


[FEN: B7/P7/P7/k6K/8/8/7p/r7 w - - 0 1]

   Podemos ver aquí una perfecta alineación de piezas en la columna 'a' y la clave del triunfo blanco consiste en esta ocasión en deshacer dicha alineación, empezando con 1.Ah1!,Txh1; 2.a8(=D),Td1!


[FEN: Q7/8/P7/k6K/8/8/7p/3r4 w - - 0 3]

   Las negras impiden los jaques de la dama blanca en 'd8' y 'd5' y amenazan coronar su peón 'h'. Ahora no valdría 3.a7?,h1(=D)+; 4.Dxh1,Txh1+; 5.Rg6,Th8, pero las blancas siguen deshaciendo la alineación con 3.Dh1!!,Txh1 y logran la victoria con 4.a7,Tg1; 5.a8(=D)+,Rb5; 6.Db8+, seguido de 7.Dxh2, entrando en un final técnicamente ganado de dama contra torre.

   Seguidamente veremos otro interesante caso de alineación en el siguiente estudio de Leonid Kubbel de 1925, en el que las blancas juegan y ganan:


[FEN: b1k5/1q6/8/8/3p4/6p1/RQ6/6K1 w - - 0 1]

   Las blancas se enfrentan a la amenaza de mate en 'h1', por lo que parece que lo mejor sería cambiar damas y hacer tablas, pero...1.Dc2+,Rd8 (Si 1...,Rd7?; 2.Da4+ ganando el alfil y si 1...,Rb8?; 2.Tb2 ganando la dama); 2.Dh7!! (¡Fantástica jugada! La dama blanca protege 'h1', cubre 'b1' y amenaza jaque en la octava fila ganando el alfil o incluso 3.Txa8+ y 4.Dh8+, ganando la dama. Pero ¿quién la defiende?...); 2...,Dxh7; 3.Txa8+,Rc7 (ó 3...,Rd7, ó 3...,Re7)


[FEN: R7/2k4q/8/8/3p4/6p1/8/6K1 w - - 0 4]
 
   Y la alineación que se produce tras 4.Ta7+ da el triunfo a las blancas al ganar la dama negra.

   Otro bonito juego de alineaciones lo encontramos en el siguiente estudio de Pogosyants, publicado en Stravopolskaja Pravda en 1978, donde las blancas juegan y ganan:


[FEN: K7/p2R4/2k5/8/b7/1n2Q3/2q5/8 w - - 0 1]

   El blanco comienza con 1.De8! (Si 1.De6+?,Rb5; 2.Tb7+,Ra5; 3.Txa7+,Rb4; 4.Dg4+,Cd4!; 5.Dxd4+,Ra3; 6.Da1+,Rb4; 7.Tb7+,Ab5; 8.De1+,Ra4; 9.Da1+,Rb4; 10.De1+,Ra4 con tablas),Dg2; 2.Dc8+,Rb6; 3.Tb7+,Ra6


[FEN: K1Q5/pR6/k7/8/b7/1n6/6q1/8 w - - 0 4]

   Y el triunfo es para las blancas tras 4.Dc4+,Ra5; 5.Db4+,Ra6; 6.Dxa4+,Ca5; 7.Db5++.

   Incluso en partidas reales podemos ser testigos de mortíferas alineaciones, como es el caso del siguiente diagrama correspondiente a la partida Norwood-Marsh, Wallsall Kipping, 1992, en el que aprovechando la disposición de piezas alineadas en la gran diagonal 'h1-a8', las blancas se impusieron expeditivamente:


[FEN: 6r1/pk1nq2r/2n1p3/2p2p2/2PpQB2/P2P1NP1/5PB1/4R1K1 w - - 0 1]

   El triunfo se consigue con 1.Dxc6+!!,Rxc6; 2.Cxd4+!!,Rb6; 3.Tb1+,Ra6; 4.Ab7+,Ra5; 5.Ad2+,Ra4; 6.Ac6+,Rxa3


[FEN: 6r1/p2nq2r/2B1p3/2p2p2/2PN4/k2P2P1/3B1P2/1R4K1 w - - 0 7]

   Rematando con 7.Ac1+,Ra2; 8.Tb2+,Ra1; 9.Cc2++.

   A veces podemos encontrarnos también con curiosas situaciones en las que uno de los dos bandos se esfuerza con todo su empeño en evitar la mortal alineación que le precipitaría a la derrota, como es el caso del siguiente estudio de H.  Rinck de 1903, en el que las blancas juegan y ganan, tras lograr la alineación que tanto trata de esquivar la dama negra:


[FEN: 6q1/6p1/2k4p/R6B/p7/8/2P3P1/2K5 w - - 0 1]

   El juego blanco se inicia con 1.Ta8!,Da2 (Si 1...,Dxa8; 2.Af3+); 2.Txa4!,Dg8 (Si 2...,Dxa4; 3.Ae8+); 3.Ta8!,Dh7


[FEN: R7/6pq/2k4p/7B/8/8/2P3P1/2K5 w - - 0 4]

   Aunque las negras lo han intentado, ahora ya no podrán evitar la decisiva alineación después de 4.Ag6!,Dxg6; 5.Ta6+ ganando.

   Por último os dejo un bonito problema compuesto por William Shinkman en 1887 para que tratéis de resolverlo. En esta impactante alineación de piezas en la columna 'a', las blancas juegan y dan mate en ocho. ¡Manos a la obra!:


[FEN: k7/P7/P7/P7/P7/P7/P7/R3K3 w Q - 0 1]

SOLUCIÓN
1.O-O-O!,Rxa7; 2.Td8!,Rxa6; 3.Td7,Rxa5; 4.Td6,Rxa4; 5.Td5,Rxa3; 6.Td4,Rxa2; 7.Td3,Ra1; 8.Ta3++.

   Hasta aquí nuestro viaje de hoy al impresionante espectáculo de las alineaciones. Ahora ya podéis quitaros las gafas protectoras y guardar en vuestra memoria las maravillas de las que hemos sido testigos.


   Sólo me queda deciros, que si tenéis ocasión no dejéis de vivir en directo este bonito fenómeno, el año que viene, en el antiguo convento franciscano de Benitaia, en la Vall de Gallinera, o por lo menos, que os acerquéis un día cualquiera a conocer y disfrutar sus encantadores pueblos y rincones. Para ello, cualquier motivo es bueno...porque como dice el cantautor Ismael Serrano en una estrofa de su canción Amores imposibles: "Nunca dejes de buscarme, la excusa más cobarde es culpar al destino".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada