Sin duda que el embrujo que nos produce el ajedrez es tan sublime, que nos hace sentirnos grandes creadores durante unos minutos, y a eso se refiere Marcel Duchamp cuando dice: "No todos los artistas son ajedrecistas, pero todos los ajedrecistas son artistas".

Sin duda, también, que el ajedrez no lo es todo. ¿Qué decir de la música, por ejemplo? Por eso os he dejado una pequeña muestra de mi música favorita, para que la disfrutéis, si os apetece, mientras os sumergís en el fascinante mundo del ajedrez.

Ya en su dia el gran Tarrasch dijo: "Como el amor, como la música, el ajedrez tiene la virtud de hacer felices a los hombres".

Y olvidémonos de aquella otra frase de Oscar Wilde que decía: "Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez"...¡asusta!

Así que sin más dilación comenzemos este singular viaje a una tierra llena de peligros, en la que nos encontraremos a reyes enfrentados en un combate eterno, reinas poderosísimas y despiadadas, fortalezas sólidas e inexpugnables, obispos con gesto serio y mirada oblícua, ágiles corceles dispuestos a asestar coces mortales y valientes guerreros que nunca retroceden ante nada.

Estáis todos invitados, así que los que quieran pueden subir a bordo. Sin condiciones. Durante la travesía seremos testigos de inagotables maravillas y al llegar a puerto nos espera...la felicidad, sin duda.

BIENVENIDO. GRACIAS POR VISITAR MI BLOG.

domingo, 19 de diciembre de 2010

El duro entrenamiento

   Uno de los métodos más eficaces, si no el único, para perfeccionarnos en el difícil arte de la táctica en el ajedrez es el de resolver, de forma continuada, las posiciones que a modo de ejercicios encontramos en cualquier publicación, ya sea libro, revista, periódico o incluso en algún que otro blog como, modestamente, puede ser este. Ya sabemos gracias al gran Tartakower que: "Táctica es lo que se hace cuando hay algo que hacer. Estrategia es lo que se hace cuando no hay nada que hacer", y a base del entrenamiento sistématico antes indicado, seremos capaces de encontrar y aplicar en nuestra propias partidas, los motivos tácticos (clavada, descubierta, rayos x, encaminamiento, desviación, pieza sobrecargada, ataque doble, destrucción de la defensa...) que dan forma a las innumerables combinaciones espectaculares que tanto nos deleitan.
Hace algunos días, sin ir más lejos, en una de mis partidas me encontré en la posición que muestra el siguiente diagrama llevando blancas:


   Las negras acababan de jugar 1...,Tad8 y aquí, fruto de todo ese entrenamiento diario, pude ver con gran satisfacción la jugada 2.Tfxf7!, ya que si las negras toman la dama 2...,Txd5, reciben mate empezando con 3.Txg7+,Rh8; 4.Th7+,Rg8; 5.Tbg7++ y a la aparente refutación 2...,Dd1+, sigue la tranquila 3.Rh2! que deja a las negras ante un imparable mate.
  Muchos diréis que es una combinación relativamente sencilla, y es cierto, no quiero ponerme medallas (¿tal vez una pequeñita?), pero es una prueba de que todas las posiciones que vemos por ahí publicadas se nos pueden presentar a nosotros mismos en una partida en vivo, y hay que estar siempre alerta para poder aprovechar la ocasión y firmar una combinación como la que podemos ver en el siguiente diagrama, que si que es una de las buenas y no como la de arriba (aunque no estaba del todo mal ¿verdad?):


   Las blancas juegan y ganan de una manera espectacular. Os diré como pista que el protagonista final de la combinación es el escondido alfil de "e2". Ahora es fácil, ¿cierto?.

SOLUCIÓN
1.Txf5,exf5; 2.Dxh6+,Rxh6 (si se come de peón 3.Cf6+ y 4.Tg8++); 3.Th1+,Rg6; 4.Rf4 (amenaza Ah5+ y Axf7++),De6 (para cubrir en h6); 5.Th8 y el negro esra perdido.

   A la hora de aplicar un golpe táctico, que decida la partida, siempre es recomendable optar por el camino más corto y directo al triunfo, lo que hará que tengamos menos posibilidades de equivocarnos y arruinar una bonita y merecida victoria. En la posición siguiente, donde obviamente les toca jugar a las blancas, realmente las negras no tienen mucho de lo que preocuparse y la victoria no admite dudas, pero aplicando el principio de economía que acabamos de mencionar, después de la obligada respuesta del blanco ¿seréis capaces de encontrar la manera más corta de rematar, dando mate en sólo tres jugadas?


                                                              SOLUCIÓN
1.Ag7,Tfg5; 2.Rf7,Txg7+; y 3...,Th8 o T(g4)g6++


   Siguiendo con el principio de inmediatez que acabamos de aplicar y que seguro que habéis resuelto en un golpe de vista (¿o me equivoco?), ahora en el siguiente diagrama que se puede ganar con los ojos cerrados, el reto es encontrar la manera que tienen las blancas, que son mano, de dar mate en dos jugadas:


SOLUCIÓN
1.f8(=C)+ y según el caballo negro que salte, el blanco dará jaque mate en c8 ó g8 promocionando (con o sin captura) un cuarto caballo.

   Para concluir este "duro" entrenamiento de hoy, que mejor manera que hacerlo de una forma lúdica y distendida ajena a la vorágine de la lucha cuerpo a cuerpo a la que estamos acostumbrados dentro de la arena del tablero:


  Los reyes, siempre vigilantes como es propio de su realeza, les han dado fiesta a sus aguerridos peones y sin importar su color les han propuesto un juego: "Deben colocarse (los dieciséis peones) sobre el tablero de manera que tres peones no pueden encontrarse en una misma horizontal, vertical o diagonal". ¿Podéis echarles una mano e indicarles donde ponerse?
                                                                      


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada