Sin duda que el embrujo que nos produce el ajedrez es tan sublime, que nos hace sentirnos grandes creadores durante unos minutos, y a eso se refiere Marcel Duchamp cuando dice: "No todos los artistas son ajedrecistas, pero todos los ajedrecistas son artistas".

Sin duda, también, que el ajedrez no lo es todo. ¿Qué decir de la música, por ejemplo? Por eso os he dejado una pequeña muestra de mi música favorita, para que la disfrutéis, si os apetece, mientras os sumergís en el fascinante mundo del ajedrez.

Ya en su dia el gran Tarrasch dijo: "Como el amor, como la música, el ajedrez tiene la virtud de hacer felices a los hombres".

Y olvidémonos de aquella otra frase de Oscar Wilde que decía: "Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez"...¡asusta!

Así que sin más dilación comenzemos este singular viaje a una tierra llena de peligros, en la que nos encontraremos a reyes enfrentados en un combate eterno, reinas poderosísimas y despiadadas, fortalezas sólidas e inexpugnables, obispos con gesto serio y mirada oblícua, ágiles corceles dispuestos a asestar coces mortales y valientes guerreros que nunca retroceden ante nada.

Estáis todos invitados, así que los que quieran pueden subir a bordo. Sin condiciones. Durante la travesía seremos testigos de inagotables maravillas y al llegar a puerto nos espera...la felicidad, sin duda.

BIENVENIDO. GRACIAS POR VISITAR MI BLOG.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Rocky Balboa

   Al ver composiciones como las que traigo hoy al escaparate de este blog, no puedo evitar acordarme de la famosa película de Sylvester Stallone "Rocky", en la que el héroe del film, el indomable boxeador Rocky Balboa, recibe una soberana paliza en la que encaja una serie tremenda de demoledores golpes, pero a la vez se sobrepone a cada uno de ellos, lanzando el oportuno contragolpe sin desfallecer en ningún momento y teniendo una fe ciega en su triunfo final. Esta filosofía de vida queda plasmada en las frases que le dice a su hijo en la sexta parte de la saga: "El mundo es un lugar terrible, y por muy duro que seas, es capaz de arrodillarte a golpes y tenerte sometido permanentemente si  no se lo impides. Ni tú, ni yo, ni nadie, golpea más fuerte que la vida, pero no importa lo fuerte que golpeas, sino lo fuerte que pueden golpearte. ¡Y lo aguantas mientras avanzas!. Hay que soportar sin dejar de avanzar, así es como se gana. Si tú sabes lo que vales ve y consigue lo que mereces, pero tendrás que soportar los golpes. Y no puedes estar diciendo que no estas donde querías llegar por culpa de él, de ella ni de nadie, eso lo hacen los cobardes y tú no lo eres. ¡Tú eres capaz de todo!".
   El primer diagrama corresponde a un final artístico de Birnov, en el que juegan las blancas y hacen tablas.  Podemos apreciar que ninguno de los dos reyes puede impedir el avance de los peones contrarios, por lo que hay que fijarse detenidamente en el resultado del final de damas que se va a producir, para lo cual seremos testigos de una serie de golpes y contragolpes por parte de ambos bandos, en pos de la victoria:


   Al igual que en la película, el blanco que parece que lleva la peor parte por lo avanzado del peón "h3", aguantará estoicamente los golpes del negro y en el último momento, al igual también que en el film, conseguirá mantenerse en pie y conseguir unas merecidas y artísticas tablas: 1.Rf3,h2; 2.Rg2,h1(=D); 3.Rxh1,c3;  y ahora el negro tiene dos golpes según juegue el blanco: 4.h6?,c2; 5.h7,c1(=D); 6.h8(=D),Rf2+; 7.Rh2,Dg1+; 8.Rh3,Dg3++ y el blanco pierde por K.O.
Si avanzan el peón de caballo sigue: 4.g6!,c2; 5.g7,c1(=D); 6.g8(=D),Rf2+; 7.Rh2,Df4+ (el negro lanza su derecha); 8.Rh3,Df3+ (ahora golpea con la izquierda, pero el blanco se mantiene en pie); 9.Rh4,Dh1+(derechazo a la cara y el blanco sigue avanzando); 10.Rg5, ahora el negro prepara su golpe final:


10...,Dg1+ (un gancho tremendo que hace tambalearse al rey blanco y pone al público en pie, pero el rey continúa resistiendo); 11.Rh6!!,Dxg8 y suena la campana  con el rey blanco "ahogado" ¡pero en pie!
¡¡¡Aaaadriaaaan!!!, parece que grite el valiente monarca.....

   El segundo diagrama corresponde a un estudio de Gorgiev, en el que las blancas juegan y hacen tablas:


   Observamos que el rey blanco parece que no puede detener al peón negro en su avance hacia la coronación y en cambio el rey negro controla los dos peones blancos. Ahora se sucederán una serie de golpes y contragolpes en este interesante final, empezando por la entrega del peón caballo blanco: 1.g4+, y si 1...,Rxg4; 2.Rg6,c5; 3.h4! y ahora las negras capturan el peón "h", en cuyo caso el rey blanco detiene al peón negro con Rf5, o avanzan su peón "c", entrando en un final de damas que es igualmente tablas. Pero las negras tienen un contragolpe que es responder a 1.g4+,Rg5!, no comiendo el peón y cerrando el paso al rey blanco con lo que después de 2.h4+,Rxh4; 3.Rg6,Rxg4; 4.Rf6,Rf4; 5.Re6,Re4 y las negras ganan. Pero entonces las blancas paran el golpe negro y contraatacan respondiendo a 1...,Rg5!, con 2.Rg2!! (oposición),c5; 3.h4+! y ahora 3...,Rxh4; 4.Rf6, y si 3...,Rxg4; 4.Rg6,  entrando en ambos casos en un final de tablas. Después de un duro intercambio de golpes, el combate es declarado nulo.
   Una vez visto lo anterior, no podemos dejar de darle la razón al insigne Kasparov cuando afirmó: "El ajedrez es el deporte más violento que existe".

   Muchos ejemplos como los vistos más arriba podemos encontrarlos en el magnífico libro de Genrikh Moiseevich Kasparian "Finales artísticos", donde se pueden observar un gran número de intercambio de golpes y contragolpes en aras de buscar la victoria o de conseguir permanecer en pie dentro del duro cuadrilátero de las sesenta y cuatro casillas.
Aquí os dejo el enlace para que podáis ser testigos, en primera fila, de estos cruentos combates:


    



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada