Sin duda que el embrujo que nos produce el ajedrez es tan sublime, que nos hace sentirnos grandes creadores durante unos minutos, y a eso se refiere Marcel Duchamp cuando dice: "No todos los artistas son ajedrecistas, pero todos los ajedrecistas son artistas".

Sin duda, también, que el ajedrez no lo es todo. ¿Qué decir de la música, por ejemplo? Por eso os he dejado una pequeña muestra de mi música favorita, para que la disfrutéis, si os apetece, mientras os sumergís en el fascinante mundo del ajedrez.

Ya en su dia el gran Tarrasch dijo: "Como el amor, como la música, el ajedrez tiene la virtud de hacer felices a los hombres".

Y olvidémonos de aquella otra frase de Oscar Wilde que decía: "Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez"...¡asusta!

Así que sin más dilación comenzemos este singular viaje a una tierra llena de peligros, en la que nos encontraremos a reyes enfrentados en un combate eterno, reinas poderosísimas y despiadadas, fortalezas sólidas e inexpugnables, obispos con gesto serio y mirada oblícua, ágiles corceles dispuestos a asestar coces mortales y valientes guerreros que nunca retroceden ante nada.

Estáis todos invitados, así que los que quieran pueden subir a bordo. Sin condiciones. Durante la travesía seremos testigos de inagotables maravillas y al llegar a puerto nos espera...la felicidad, sin duda.

BIENVENIDO. GRACIAS POR VISITAR MI BLOG.

lunes, 28 de febrero de 2011

Un rey aventurero


Nigel Short
    Cuando empezamos a estudiar los rudimentos del ajedrez, una de las primeras cosa que se aprenden es la de poner el rey a buen recaudo para salvaguardarlo de posibles ataques de las piezas enemigas. Siempre se insiste en que se ha de procurar en el inicio de la partida desplegar rápidamente las piezas y a continuación efectuar sin demora el oportuno enroque antes de emprender cualquier acción. Por supuesto, toda regla tiene su excepción y aunque ésta es válida en la mayoría de las ocasiones y como tal nos sirve de guía para el desarrollo del juego, ya el humanista y filósofo valenciano del siglo XV Juan Luis Vives dijo que "Tan perjudicial es desdeñar las reglas como ceñirse a ellas con exceso".  Por todo lo dicho me sorprendió sobremanera una partida que vi por primera vez publicada en un periódico, disputada entre  Short y Timman en el torneo de Tilburg de 1991, en el que rompiendo con todas las reglas establecidas Nigel Short lanza en pleno medio juego a su rey al ataque, con lo cual decide la partida. A continuación podéis ver el desarrollo completo de la misma:


   Aún ahora me sigue impresionando tanto como cuando la reproduje por primera vez hace ya algunos años con un montón de canas menos (¡juventud divino tesoro!) y recuerdo la frase del poeta italiano Arturo Graf cuando decía que "El que en un arte ha llegado a maestro, puede prescindir de las reglas".
De todos modos años después encontré en un libro otra partida disputada en 1902 en Glasgow entre Richard Teichmann y un grupo de consultantes, que, sin quitarle méritos a Short, bien pudo servirle a éste de referente ya que la maniobra que ejecuta con su rey el gran jugador alemán, al que sus coetáneos apodaban Ricardo V porque frecuentemente terminaba en quinto lugar en los torneos en los que participaba, es muy parecida a la de la partida Short-Timman. Y por si acaso dudáis de lo anterior os dejo el desarrollo de la partida de Teichmann para que podáis comparar ambas:


   También en la larga historia del ajedrez podemos encontrarnos con reyes que son obligados a peregrinar por el tablero al ser sometidos a un terrible ataque y que de repente aprovechando esa situación pasan ellos mismos a lanzarse sobre el rey adversario, encontrándonos con la figura del "cazador cazado". A continuación os dejo varios ejemplos de la práctica magistral para ilustrar este concepto:




   Otros ejemplos de rey hiperactivo lo encontramos en las siguientes partidas en los que son protagonistas grandes excampeones del mundo Mijail Tal, Vasily Smyslov y Boris Spassky. Y también aparece implicado un tal Fischer...¡Casi nada!:




   También los jugadores españoles saben sacar a su rey a pasear, como no podía ser menos, y aquí podemos ver al gran Manolo Rivas en acción en el campeonato de España celebrado en la ciudad murciana de Lorca en el pasado 2005:


   Y para terminar lo haremos con una partida reciente entre dos grandes de la nueva ola como son Radjabov y Bu Xiangzhi del torneo M-Tel Masters 2008, con lo que se demuestra que el tema del rey aventurero sigue con toda su vigencia y esplendor a través de los años:


   Espero que estudiar todos los ejemplos anteriores, nos sirva, aparte de pasar un buen rato, para mirar nuestras partidas con una perspectiva diferente y más amplia y miremos a nuestro rey con otros ojos, tal vez con los de Steinitz que consideraba al rey como una pieza de ataque.
   Tengamos presente, como colofón de esta entrada, la frase del médico y poeta estadounidense Oliver Wendell Holmes: "El joven conoce las reglas, pero el viejo las excepciones".
  
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada