Sin duda que el embrujo que nos produce el ajedrez es tan sublime, que nos hace sentirnos grandes creadores durante unos minutos, y a eso se refiere Marcel Duchamp cuando dice: "No todos los artistas son ajedrecistas, pero todos los ajedrecistas son artistas".

Sin duda, también, que el ajedrez no lo es todo. ¿Qué decir de la música, por ejemplo? Por eso os he dejado una pequeña muestra de mi música favorita, para que la disfrutéis, si os apetece, mientras os sumergís en el fascinante mundo del ajedrez.

Ya en su dia el gran Tarrasch dijo: "Como el amor, como la música, el ajedrez tiene la virtud de hacer felices a los hombres".

Y olvidémonos de aquella otra frase de Oscar Wilde que decía: "Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez"...¡asusta!

Así que sin más dilación comenzemos este singular viaje a una tierra llena de peligros, en la que nos encontraremos a reyes enfrentados en un combate eterno, reinas poderosísimas y despiadadas, fortalezas sólidas e inexpugnables, obispos con gesto serio y mirada oblícua, ágiles corceles dispuestos a asestar coces mortales y valientes guerreros que nunca retroceden ante nada.

Estáis todos invitados, así que los que quieran pueden subir a bordo. Sin condiciones. Durante la travesía seremos testigos de inagotables maravillas y al llegar a puerto nos espera...la felicidad, sin duda.

BIENVENIDO. GRACIAS POR VISITAR MI BLOG.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Los ajedrecistas son tipos duros

   En opinión de Kasparov, el ajedrez es el deporte más violento que existe, y si le damos la razón, aquellos que lo practican tienen que ser, por lógica, tipos duros. En principio, no me cabe duda de ello, pues, modestamente hablando, aunque aficionado, me considero un ajedrecista y claramente soy un tipo muy duro (habréis deducido que no tengo abuela ¿verdad?). Pero, claro, la cuestión que me asaltaba era si lo mío era una excepción (¡otra vez la falta de abuela!) o si se podía hacer extensible a otros jugadores. Me puse manos a la obra y buscando por aquí y por allá pude cerciorarme que hay más tipos duros a parte de mí (¡si señor!) en el mundo del ajedrez. Criaturas que no se arrugan ante nada ni nadie, que se crecen en las adversidades y que en las peores condiciones sacan lo mejor de ellas para admiración de propios y extraños. Seguro que todos estáis cansados de ver esas cualidades en otros deportes, de forma que aplaudimos a ese tenista que aguanta todo el partido con una lesión en el tobillo, o al futbolista que juega con grandes molestias en su rodilla, o al motorista que corre la carrera con algún hueso roto, por poner algunos ejemplos. Pero, familiares y amigos, en el universo damasquinado también ocurren casos similares, también nos encontramos a jugadores que saltan a la arena a batirse el cobre, con sus condiciones físicas mermadas y que a pesar de ello salen victoriosos. ¡Tipos verdaderamente duros!
Podemos citar entre ellos al gran Viktor Korchnoi, apodado "Viktor el Terrible"


   Este legendario jugador nacido en Leningrado en 1931, y más tarde nacionalizado suizo, a sus ochenta años aún sigue en activo y demostrando su sabiduría en el tablero, como lo demuestra, por ejemplo, la magnífica victoria lograda contra Fabiano Caruana, de 18 años de edad, en el Festival de Ajedrez Tradewise disputado en Gibraltar este mismo año, siendo en ese momento el joven jugador italiano, con 2721 puntos ELO, el número 25 del ranking mundial. ¡Los sesenta años de diferencia con su rival no fueron obstáculo para Korchnoi!
Dos veces subcampeón del mundo, tras ser derrotado en ambas ocasiones por otra leyenda viva del ajedrez, Anatoly Karpov, primero en el polémico match de Baguio (Filipinas) en 1978, y posteriormente en Merano (Italia) en 1981, llegó a la semifinal del torneo de candidatos en 1983, donde cayó derrotado frente a Kasparov, cerrando así una época de enfrentamientos por el título mundial contra Karpov, dando paso a los históricos duelos de este último contra Kasparov. Para consuelo de Korchnoi cabe decir que años después consiguió por fin cumplir su sueño, y en 2006, se proclamó campeón del mundo, eso sí, senior. Preguntado una vez por cual era el secreto de la fuerza de su juego a pesar de su edad, contestó que, posiblemente, la clave estaba en que todas las mañanas desayunaba caviar. ¡Nos va a resultar caro seguir el truco de Korchnoi!
El incombustible "Viktor el Terrible", dió muestras de su fortaleza en 1996, cuando antes de su match contra el jugador suizo Lukas Brunner, se rompió una pierna, y aunque los organizadores le propusieron posponer el encuentro, Korchnoi jugó el match ayudado de unas muletas y venció con un tanteo final de 5-1.
De ese encuentro podemos sacar el siguiente espléndido final de torres, en el que nos deja una muestra de su gran técnica en los finales, no en vano nuestro protagonista es el autor de un fantástico libro titulado Práctica de los finales de torre, de la editorial Hispano Europea.

Lukas Brunner y Viktor Korchnnoi

Brunner - Korchnoi
Berna, 1996
  
   La partida siguió con 1.Td2? Lo correcto era 1.Td7,f6; 2.Rg1,Te2; 3.h3, y es difícil que las negras puedan ganar. 1...,Rh7; 2.Rg2? Aún era posible jugar 2.Td7!. 2...,g6; 3.fxg6? La última oportunidad era 3.f6,g5; 4.Rf3,Ta4; 5.Te2,g4+; 6.Rf2,e4; 7.Tf2+ y 8.Tf4, con algunas posibilidades de tablas. 3...,Rxg6! Esto es más fuerte que tomar el peón, ya que el peón pasado de 'e5' debe ser apoyado por el peón 'f'. 4.Ta2,h5! Amenazando con crear una debilidad en 'g3' para las blancas, despues de ...h5-h4. 5.h4,Tb4; 6.Ta8,Tb2+; 7.Rf3

  
   7...,Rf5; 8.Th8 Si 8.Ta3,Td2! (con la amenaza 9...,Td3+!; 10.Txd3,e4+; 11.Re3,exd3; 12.Rxd3,Rg4); 9.Re3,Td4; 10.Ta6,Tb4; 11.Rf3,Tb3+; 12.Rf2,e4, con la desagradable amenaza ...Rf5-g4. 8...,e4+; 9.Re3,Tb3+; 10.Rf2,Rg4; 11.Tg8+,Rh3!

  
   12.Tg5 Había más posibilidades de ofrecer resistencia con la preliminar 12.Tg7, pudiendo elegir las negras entre 12...,f5 y 12...Tf3+; 13.Re2,Txg3; 14.Txf7,Rxh4 12...,Tf3+; 13.Re2,f6!; 14.Tg6 A 14.Txh5, Korchnoi tenía la intención de jugar 14...,Txg3; 15.Th6,Rg4; 16.h5,f5; 17.Th8,Rg5; 18.h6,Rg6; 19.h7,Th3, logrando dos peones pasados y unidos. 14...,f5; 15.Tg5,Rg2; 16.Re1,Tf2!; 17.Tg8 Si 17.Rd1,Rf1! y ...e4-e3-e2.


    17...,e3; 18.Tg7 O bien 18.Tg5,f4; 19.gxf4+,Rf3; 20.Tg1,Te2+; 21.Rd1,Ta2; 22.Tf1,Re4; 23.Tg1,Rd3 y las negras ganan. 18...,f4!; 19.gxf4+,Rf3; 20.Tc7,Ta2 y las blancas abandonaron.
¡Fantástica lección de Korchnoi!
  
   Otro caso de tipo duro puede ser perfectamente Alexander Beliavsky, el jugador ucraniano nacido en 1953 y actualmente residente en Eslovenia, que fue campeón del mundo junior en 1973, cuatro veces campeón de la URSS, en 1974, 1980, 1987 y 1990, y candidato al título mundial en 1982, perdiendo en cuartos de final contra Kasparov.

Beliavsky
   Con motivo del maratoniano encuentro que disputaron en 1984 Karpov y Kasparov por el título mundial, Beliavsky ocupó el primer tablero del equipo de la URSS en la Olimpiada de Salónica de 1984, donde consiguió unos fantásticos ocho puntos sobre diez partidas jugadas, y la medalla de bronce del primer tablero. Lo destacado de esta formidable actuación de Beljavsky es que jugó toda la Olimpiada con una mano rota, lo que no le impidió dejar partidas como la que muestra el siguiente diagrama que corresponde al enfrentamiento de la séptima ronda Ljubojevic-Beliavsky:


   Beliavsky, con su mano rota, remató la partida siguiendo con 1...,Df3+; 2.Rd2,Df2+; 3.Rc3,Td5; 4.Txd4,Txd4; 5.Ad3,Thd8; 6.h5,T8d5; 7.a4


   y concluyó con 7...,Tc5+; 8.Rb3,Ad5+; 9.Ra3,Txd3+; 10.cxd3,Txc1 y las blancas abandonaron.

    Un tercer caso de tipo duro es el malogrado Gran Maestro inglés Tony Miles, nacido en 1955 y fallecido en 2001 a causa de una diabetes que padecía. Fue campeón del mundo junior en 1974 y ganó el Campeonato de Gran Bretaña en 1982. Durante el Torneo de Tilburg de 1985, en el que compartió el primer puesto con Robert Hubner y Viktor Korchnnoi, debido a fuertes dolores en la espalda tuvo que jugar las últimas diez rondas tumbado en una camilla, tal como muestran las siguientes fotografías:

Korchnnoi - Miles

...otra vez con Korchnnoi

Miles - Dzindzichashvili
    Aún en esas condiciones Tony Miles, haciendo gala de gran fortaleza, pudo llevarse el gato al agua y ganar el torneo, jugando partidas como la que refleja la siguiente posición de la partida Korchnnoi-Miles:


   Miles siguió con 1...,Cxg2; 2.Rxg2,Cg7; 3.Te5,Dd6; 4.Te4,Cf5; 5.Af4

  
    y las blancas tuvieron que abandonar después de que Miles jugara 5...,Dxf4.

   Después de visto lo visto, seguro que os habréis convencido de la verdadera naturaleza de algunos ajedrecistas, de su dureza de caracter, de su fortaleza, de su espíritu de lucha. Ya lo explicó Bobby Fischer cuando dijo: "En ajedrez hay dos tipos de jugadores: los buenos chicos y los jugadores duros. Yo soy de los duros".

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada