Sin duda que el embrujo que nos produce el ajedrez es tan sublime, que nos hace sentirnos grandes creadores durante unos minutos, y a eso se refiere Marcel Duchamp cuando dice: "No todos los artistas son ajedrecistas, pero todos los ajedrecistas son artistas".

Sin duda, también, que el ajedrez no lo es todo. ¿Qué decir de la música, por ejemplo? Por eso os he dejado una pequeña muestra de mi música favorita, para que la disfrutéis, si os apetece, mientras os sumergís en el fascinante mundo del ajedrez.

Ya en su dia el gran Tarrasch dijo: "Como el amor, como la música, el ajedrez tiene la virtud de hacer felices a los hombres".

Y olvidémonos de aquella otra frase de Oscar Wilde que decía: "Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez"...¡asusta!

Así que sin más dilación comenzemos este singular viaje a una tierra llena de peligros, en la que nos encontraremos a reyes enfrentados en un combate eterno, reinas poderosísimas y despiadadas, fortalezas sólidas e inexpugnables, obispos con gesto serio y mirada oblícua, ágiles corceles dispuestos a asestar coces mortales y valientes guerreros que nunca retroceden ante nada.

Estáis todos invitados, así que los que quieran pueden subir a bordo. Sin condiciones. Durante la travesía seremos testigos de inagotables maravillas y al llegar a puerto nos espera...la felicidad, sin duda.

BIENVENIDO. GRACIAS POR VISITAR MI BLOG.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

¿Cree usted en la magia?


    Seguro que de pequeños (y de no tan pequeños también) todos hemos quedado asombrados viendo a los magos hacer sus números de fantasía sobre el escenario y hemos tratado de descubrir como eran capaces de hacer todos esos trucos que, a cual más, nos dejaban con la boca abierta por la sorpresa que nos causaban, ya fuera con un truco hecho con una simple baraja de cartas, hasta un fascinante truco en el que una bella señorita era partida por la mitad y, milagrosamente, unos segundos después volvía a su estado original como si nada hubiese pasado. El clásico número de magía es en el que el mago saca un conejo de su chistera, que estaba previamente vacía, y los "magos" que a continuación van a actuar para deleite de todos ustedes, sacaran de sus tableros vacios unos conejos en forma de fantásticas composiciones, que, sin duda, les maravillaran. Acomódense en sus asientos y disfruten del espectáculo.
Previamente, y mientras los maestros ultiman sus trucos, permítanme este pequeño numerito sobre un supertablero de ajedrez:




   El primer número de magia corre a cargo de Liburkin, en este fantástico estudio del año 1949, donde las blancas juegan y consiguen unas brillantes tablas:


   La situación de las blancas parece crítica. Siguieron con 1.Cg3+,Rh4; 2.Rb2,c1(=D)+; 3.Rxc1,Ae4!!


    Parece que las últimas jugadas blancas no hayan servido para nada y que las blancas estén perdidas, pero ahora éstas sorprenden con 4.Ch1!!,Axh1; 5.Ah3!,Ac6; 6.Ag2!!,Axg2


   Y ahora con 7.d7,h1(=D)+; 8.Rd2, las negras a pesar de su ventaja material, no pueden ganar. ¡Tablas!

   El siguiente número lo lleva a cabo Korolkov, en este estudio compuesto en 1951, donde las blancas juegan y ganan:


   El espectáculo empieza con 1.f7,Ta6+ (Forzado. 1...,Tf6?; 2.Ab2 y las negras pierden); 2.Aa3! (No 2.Rb2?,Tf6! y ahora no está disponible 3.Ab2),Txa3+; 3.Rb2,Ta2+ (Si 3...,Tb3+?; 4.Ra2.  La torre es tabú debido al jaque del alfil en 'e6'); 4.Rc1!! (Una jugada profunda cuya razón no está clara hasta la jugada 12 de las blancas. Si 4.Rc3?,Tc2+; 5.Rb4,Tb2+; 6.Rc5,Tc2+; 7.Rb6,Tb2+ y las blancas no pueden progresar, por ejemplo 8.Rc7,Tb7+ y 9...,Txf7),Ta1+; 5.Rd2!,Ta2+


   6.Re3,Ta3+; 7.Rf4,Ta4+; 8.Rg5,Tg4+!; 9.Rh6! (Única. 9.Rf6,Tg8! y las negras empatan).


   9...,Tg8 (Si 9...,Tg6; 10.Rxg6,Axf5+; 11.Rf6!); Ahora llega la sorpresa final con 10.Ce7!,Ae6! (Si ahora 11.Cxg6+,Txg6; 12.Rxg6,Axf7+); 11.fxg8(=D)+!,Axg8; 12.Cg6++.


   El Gran Maestro inglés Levitt dijo al respecto de esta posición: "Si nunca has visto este estudio antes y no lo encuentras excitante, mi único consejo es que dejes directamente el juego".

   El protagonista del próximo número de magia es Kubbel, con un estudio de 1923, en el que las blancas juegan y ganan:


   La solución consiste en 1.Tg6,Cf6; 2.Dh6,Rf7 (2...,Re8; 3.Dh8+,Rf7; 4.Tg7+ y se captura la dama negra); 3.Txf6+,exf6 (3...,Rg8; 4.Dg5+,Rh7; 5.Th6++)


   Las blancas continúan con 4.Dh7+,Re6; 5.f5+,Rd6; 6.c5+,Rd5


   Y el golpe de efecto final viene ahora con 7.Dg8+!!,Dxg8; 8.Rd3!!,a2; 9.c4++.

   Después de unas demostraciones de magia sobre el tablero tan impresionantes, a continuación os dejo un pequeño divertimento cuyo autor es José Tolosa, de 1887, en el que hay que encontrar el truco con el que las blancas consiguen dar mate en tres jugadas. Imaginaos que sois David Copperfield y sorprended al público encontrando la solución:


SOLUCIÓN
1.Cb2!,cxb2; 2.Ca1!,bxa1(=D); 3.Dxa1++.

   Para concluir el espectáculo, nos encontramos sobre el escenario de nuevo a Mark Libiurkin, con el que habíamos empezado el show, y esta vez nos asombrará con el siguiente estudio compuesto en 1933, en el que las blancas juegan y ganan:


   1.Ce4+,Rd3; 2.Cc5+,Rc3; 3.Cb3,Ae5


   Ahora las negras amenazan mate con 4...,Rd3+; 5.Cd4,Axd4++ o 4...,c1(=D)+; 5.Cxc1,Rc2++. Por ello las blancas jugaron 4.f4,Ag7; 5.e8(=C)!,Ah8; 6.f5,Ae5; 7.Ah2!,Axh2; 8.b7,Ae5


   De nuevo las negras amenazan el mate que indicábamos antes, por lo que las blancas se sacan un conejo de la chistera y continúan con 9.b8(=A)!,Axb8; 10.Cc7,Axc7; 11.e7,Ae5; 12.e8(=T)!


   ¡Fantástico! Si las negras hubieran coronado dama con 12.e8(=D)?, las negras habrían logrado unas mágicas tablas con 12...,Rc4+; 13.Dxe5,c1(=D)+; 14.Cxc1, y el rey negro está ahogado. Ahora el truco del mago Libiurkin concluye con 12...,Af6; 13.Te6,Ag7; 14.f6 y las negras están perdidas.

   ¡Por hoy, esto es todo amigos! El espectáculo ha terminado, pero seguro que vuestras caras todavían reflejan la sorpresa que la función os ha causado. Si es así, el objetivo se ha cumplido. Sólo resta brindar un fuerte aplauso a los excelsos "magos" que nos han hecho pasar tan buen rato y recordar que, como afirmó el novelista brasileño Paulo Coelho: "La magia es un puente que te permite ir del mundo visible hacia el invisible. Y aprender las lecciones de ambos mundos".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada