Sin duda que el embrujo que nos produce el ajedrez es tan sublime, que nos hace sentirnos grandes creadores durante unos minutos, y a eso se refiere Marcel Duchamp cuando dice: "No todos los artistas son ajedrecistas, pero todos los ajedrecistas son artistas".

Sin duda, también, que el ajedrez no lo es todo. ¿Qué decir de la música, por ejemplo? Por eso os he dejado una pequeña muestra de mi música favorita, para que la disfrutéis, si os apetece, mientras os sumergís en el fascinante mundo del ajedrez.

Ya en su dia el gran Tarrasch dijo: "Como el amor, como la música, el ajedrez tiene la virtud de hacer felices a los hombres".

Y olvidémonos de aquella otra frase de Oscar Wilde que decía: "Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez"...¡asusta!

Así que sin más dilación comenzemos este singular viaje a una tierra llena de peligros, en la que nos encontraremos a reyes enfrentados en un combate eterno, reinas poderosísimas y despiadadas, fortalezas sólidas e inexpugnables, obispos con gesto serio y mirada oblícua, ágiles corceles dispuestos a asestar coces mortales y valientes guerreros que nunca retroceden ante nada.

Estáis todos invitados, así que los que quieran pueden subir a bordo. Sin condiciones. Durante la travesía seremos testigos de inagotables maravillas y al llegar a puerto nos espera...la felicidad, sin duda.

BIENVENIDO. GRACIAS POR VISITAR MI BLOG.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

4 x 4

   Enigmático título el de la entrada de hoy, ¿no es cierto?. Seguramente que cada uno de vosotros pensaréis al ver el encabezamiento "4x4" en cosas muy diferentes. Algunos pueden creer que voy a hablar de esos fantásticos vehículos con tracción en las cuatro ruedas, en los que cada una de ellas puede recibir simultáneamente la potencia del motor, propio de los todoterrenos y coches deportivos. Y aunque es verdad que en el mundo del tablero más de una vez nos podría venir muy bien este tipo de vehículos para superar alguna que otra posición que se nos pone cuesta arriba, no voy a comentar nada sobre ellos.
Otros pueden pensar que el título es un homenaje a Pitágoras y las tablas de multiplicar, que todos aprendimos de pequeños con la famosa cantinela que repetíamos a coro en clase, y que tantos quebraderos de cabeza, seguro que nos causaron en su momento, hasta que conseguímos memorizarlas. Pero si bien es cierto que 4x4 son 16, y que 16x4 son las 64 casillas del tablero que también se obtienen multiplicando 8x8, tampoco voy a hablar de ninguna operación matemática.
Un tercer grupo de lectores más melómanos, podrían pensar que voy a hacer mención al compás musical cuaternario de 4x4, también llamado "compasillo", que estaría compuesto por cuatro notas negras, o lo que es lo mismo, por dos blancas, pero aunque estemos hablando de figuras musicales blancas y negras como las piezas del ajedrez y que hay muchos ajedrecistas que son muy buenos músicos, tampoco voy a meterme en el mundo del pentagrama.
El título realmente hace referencia a cuatro partidas fantásticas en las que en cada una de ellas nos encontramos con cuatro piezas indefensas del bando atacante, que no pueden ser capturadas sin resultados nefastos. ¡Estaba difícil de adivinar, lo reconozco!

   La primera partida es del torneo de Hasting de 1895 y corresponde al enfrentamiento entre Steinitz y Von Bardeleben. En la posición que refleja el siguiente diagrama, en la que son mano las negras, vemos como hay cuatro piezas blancas "en el aire", tras la última jugada 22.Txe7+: la dama de 'g4', la torre de 'e7', la torre de 'c1' y el caballo de 'g5':


   La partida terminó con 22...,Rf8 (si 22...,Dxe7; 23.Txc8+; si 22...,Rxe7; 23.Te1+,Rd6; 24.Db4+,Rc7; 25.Tc1+,Rb8; 26.Df4+,Tc7; 27.Ce6); 23.Tf7+,Rg8; 24.Tg7+,Rh8; 25.Txh7+ y las blancas ganan. Esta partida recibió el premio de belleza del torneo y en la posición final se dió el triste incidente de que Von Bardeleben, viéndose perdido, se levantó de su silla y se marchó sin decir palabra, en un gesto de mala educación, que repitió en posteriores ocasiones de su carrera, entendiéndose que había abandonado la partida al pasar un buen rato sin que regresara a la sala de juego, momento en el cual Steinitz mostró al público la forma en que habría rematado espléndidamente la partida siguiendo con 25...,Rg8; 26.Tg7+,Rh8; 27.Dh4+,Rxg7; 28.Dh7+,Rf8; 29.Dh8+,Re7; 30.Dg7+,Re8; 31.Dg8+,Re7; 32.Df7+,Rd8; 33.Df8+,De8; 34.Cf7+,Rd7; 35.Dd6++.
Curt Von Bardeleben murió trágicamente al suicidarse tirándose desde la ventana del cuarto piso de su casa de Berlín, en 1924, tras haber perdido todo su patrimonio por culpa de la inflación, y posiblemente fue el jugador que inspiró el final de la novela de Nabokov "La defensa", de 1930, que fué llevada al cine en el año 2001, bajo el título "La defensa Luzhin", con John Turturro encarnando el papel protagonista.

Podéis ver el desarrollo completo de la partida pinchando sobre la cruz:

(Ver partida)(Ocultar)


   La siguiente partida es la que disputaron Rotlewi y Rubinstein en Lodz, 1907, y el turno de juego es de las blancas. Después de la última jugada del negro 23...,Td2, las negras tienen cuatro piezas amenazadas: la torre de 'c3', la torre de 'd2', el alfil de 'b7' y el caballo de 'g4':


   El juego concluyó con 24.Dxd2,Axe4+; 25.Dg2,Th3, y las blancas abandonaron.

La partida completa la podéis disfrutar pinchando sobre la cruz:

(Ver partida)(Ocultar)


   La tercera partida es Pleci-Endzelins, de la Olimpiada de Buenos Aires de 1939, y en el siguiente diagrama les toca jugar a las negras. Tras la última jugada blanca 12.Ce5+, nos encontramos con que hay cuatro piezas colgando: la torre de 'd8', el caballo de 'e5', el caballo de 'e4' y el alfil de 'g5':


   Después de 12...,fxe5; 13.Cd6+,Rg6; 14.Axe7,Cxe7; 15.Txh8,a6; 16.Ae2,e4; 17.f4,b5; 18.Te8,Rf6; 19.Tf8+,Rg6; 20.h4,Ab7; 21.h5+, las negras abandonaron.

Pinchando en la cruz podéis reproducir la partida completa:

(Ver partida)(Ocultar)


   La última partida corresponde al encuentro Reshevsky-Vasconcellos, del Open de los Estados Unidos disputado en Boston en 1944, y en la siguiente posición, donde juegan las negras, observamos como después de la jugada blanca 22.Dg5+, cuatro figuras claras están amenazadas: la dama de 'g5', la torre de 'b7', la torre de 'e1' y el caballo de 'e5':


   Las negras abandonaron después de 22...,Rh8; 23.Cg6+,hxg6; 24.Dh6+,Rg8; 25.Dxg6+,Rh8; 26.Tbxe7.

Como siempre, pinchando en la cruz, podéis reproducir la partida completa.

(Ver partida)(Ocultar)


   Después de ver como en estas cuatro partidas el conductor del bando ganador abandonaba a su suerte a cuatro piezas a la vez, cabe cuestionarse el pensamiento del gran Paul Morphy cuando dijo: "Ayuda a tus piezas y ellas te ayudarán a tí".
  
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada