Sin duda que el embrujo que nos produce el ajedrez es tan sublime, que nos hace sentirnos grandes creadores durante unos minutos, y a eso se refiere Marcel Duchamp cuando dice: "No todos los artistas son ajedrecistas, pero todos los ajedrecistas son artistas".

Sin duda, también, que el ajedrez no lo es todo. ¿Qué decir de la música, por ejemplo? Por eso os he dejado una pequeña muestra de mi música favorita, para que la disfrutéis, si os apetece, mientras os sumergís en el fascinante mundo del ajedrez.

Ya en su dia el gran Tarrasch dijo: "Como el amor, como la música, el ajedrez tiene la virtud de hacer felices a los hombres".

Y olvidémonos de aquella otra frase de Oscar Wilde que decía: "Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez"...¡asusta!

Así que sin más dilación comenzemos este singular viaje a una tierra llena de peligros, en la que nos encontraremos a reyes enfrentados en un combate eterno, reinas poderosísimas y despiadadas, fortalezas sólidas e inexpugnables, obispos con gesto serio y mirada oblícua, ágiles corceles dispuestos a asestar coces mortales y valientes guerreros que nunca retroceden ante nada.

Estáis todos invitados, así que los que quieran pueden subir a bordo. Sin condiciones. Durante la travesía seremos testigos de inagotables maravillas y al llegar a puerto nos espera...la felicidad, sin duda.

BIENVENIDO. GRACIAS POR VISITAR MI BLOG.

viernes, 22 de octubre de 2010

Lo que pudo ser y no fué

   Como dijo Tartakower: "Los errores siempre están ahí, agazapados, esperando a que alguien los cometa". A la hora de clasificar la magnitud del error, influye siempre la situación de la partida, de forma que un error en una posición inferior o incluso igualada parece menos error que el cometido en una posición ganadora. ¡Y que mayor negligencia que no ver un mate directo delante de nosotros!
   Pues bien, hoy nuestro barco nos llevará  al puerto de "El mate perdido", donde seremos testigos directos de sucesos inauditos en forma de tragedia, en los que la "ceguera" del protagonista impidió que disfrutásemos de la belleza máxima de un mate espectacular. Y es que ya lo dice el proverbio ruso: "Jaques hay muchos; mate uno sólo".

   En el primer ejemplo tomado de la partida Nedeljkovic-Udovcic, Yugoslavia 1958, juegan las blancas que por no ver el mate que tenían a mano, acabaron perdiendo rápidamente:


   Ambos reyes estaban en situación delicada, pero era el turno de Nedeljkovic que jugó 1. Tg8??, cuando obtenía la victoria con 1.b3+!. Si ahora las negras juegan 1..., Ra3; 2.Rxb5 y a 1...,Txb3; 2.Cc5+!, dxc5(2...,Ra3; 3.Cxb3); 3.Ta6++. Ahora tras el error blanco es el turno de las negras: 1...,Ca3+;2.bxa3,Tc3++.

   La siguiente posición es de la partida Bird-Gunsberg, Londres 1887. Las blancas tienen la partida ganada, pues amenazan d4, abriendo el centro y dirigiendo sus tres piezas contra el rey.


Las negras acababan de jugar 1...,Cd6 y ahora Bird jugó erroneamente 2.Axf4?? y tuvo que abandonar cuatro jugadas más tarde. Sin embargo habría alcanzado la gloria con 2.Dxe5+!, Rxe5; 3.Ac3++.

Otro ejemplo interesante es la siguiente posición correspondiente a la partida Dechkanov-Yusupov, URSS 1981, en la que las negras acaban de jugar su dama a "a6":


Las blancas abandonaron pues, pensando que no podían evitar el cambio de damas, debido al mate en f1, tendrían perdido el final. Sin embargo pasaron por alto una serie de jaques que le llevaban al  mate empezando por 1.g4+, fxg4; 2.Cxg4+, g5 (o bien 2...,Dxb5; 3.Cf6++ y si 2...,Tc5; 3.Cf6+, Dxf6; 4.De2++); 3.De8+, Dg6; 4.Cf6++. Las blancas se olvidaron del consejo de Tartakower: "Dé usted jaque, puede ser mate".

El siguiente diagrama corresponde a la partida N.N-Rellstab, Berlin 1936:


Las blancas jugaron 1. Te7 esperando la rendición del negro pues no veían forma de evitar Dxg7 mate. Pero se llevaron una sorpresa cuando Rellstab jugó 1..., Dh1+!!; 2.Rxh1, Af3+; 3.Rg1, Td1+; 4.Te1, Txe1++. 
Esta vez el mate no paso de largo y si el conductor de las negras en el siguiente diagrama de la partida Sieglen-Gawehns, Bad Godesberg 1994, hubiera conocido el brillante desenlace anterior, no hubiera abandonado en una posición muy similar a la precedente ocurrida 58 años después:


Aquí las blancas jugaron 1.Axf7?? y como queda dicho las negras abandonaron injustificadamente, porque tenían el mate muy cerca con 1..., Db1+; 2.Rg2,Dh1+!!; 3.Rxh1 (o 3.Rh3,Df1+; 4.Rh4,g5+; 5.Rxh5,Dh3++),Af3+; 4.Rg1,Td1+; 5.Te1,Txe1++.

No todos los días se tiene la oportunidad de derrotar a un campeón mundial y ese día paso de largo para Oskar Naegeli, jugador suizo que conseguiría ganar unos años más tarde, en 1936, el campeonato de su país, llevando las negras en esta partida contra Alekhine, Berna 1932:


En este momento Naegeli jugó 1..., Dg1? y la partida acabó en tablas. Otro gallo hubiese cantado si su jugada hubiera sido 1..., f5!!, ya que las blancas no hubieran tenido posibilidad de oponerse al mate. Si, por ejemplo, 2.b4,Dg3+!; 3.Dxg3,Th5++.

La siguiente posición de la partida Bondarevsky-Keres, Memorial Chigorin, Moscú 1947, después de las jugadas 50.Dh5?, Dxe4 se prolongó hasta el movimiento 105 donde se acordaron las tablas:


Pero si Bondarevsky hubiera tenido un buen día, habría jugado 50.Txh6+!,gxh6; 51.De5+,Tg7 (si 51...,Rh7; 52.Tf7+,Rg6; 53.Df5++); 52.Tf8+,Rh7; 53.Df5+,Tg6; 54.Tf7,Rh8 (o bien 54...,Rg8; 55.Dxg6+,Rh8; 56.Dh7++); 55.De5+,Rg8; 56.De8++.

Por increible que parezca, este tipo de "cegueras" que estamos tratando, ocurren incluso en partidas donde se está jugando el título de campeón del mundo. Y si no os lo creeis observad el siguiente diagrama que corresponde a la partida nº  del  match por el máximo título disputado en Baguio (Filipinas) en 1978 entre Korchnoi y Kárpov. Este polémico y famoso encuentro merece un capítulo aparte por la cantidad de incidentes que le rodearon en los que se vieron implicados parapsicólogos, el KGB, mensajes en yogures...y que trataremos seguro en otra ocasión.


En este momento Korchnoi con blancas jugó 55.Ae4+?? permitiendo a Kárpov salvarse en una situación en la que el mate estaba latente. Las blancas podían haberlo anunciado en siete jugadas, comenzando con 55.Af7+,Rc6; 56.De6+,Rb7 (más corto es 56...,Rb5; 57.Dc4+,Ra4; 58.Da6++); 57.Dxe7+,Ra8 (igual es 57...,Ra6; 58.Ac4+,b5; 59.Dd6+,Rb7; 60.Dc7+,Ra6; 61.Dc6++); 58.Dd8+,Rb7; 59.Dc7+,Ra6; 60.Ac4+,b5; 61.Dc6++.
Después de 55.Ae4+?? Kárpov jugó 55...,Cxe4; 56.fxe4+,Rxe4; 57.Dg4+,Rd3; 58.Df3+,De3 y la partida finalizó en tablas en el movimiento 124.

En la partida Lundin-Smyslov, Groninga 1946, se llegó a esta posición en la el turno correspondía a las negras, que no acertaron con la mejor continuación:


Aquí el ex-campeón del mundo jugó 37...,Cf2+? y después de 38.Rg1,Ch3+; 39.Rh1,Cf2+? se acordó el empate. Una lástima porque después de 37...,Tf2! el mate sólo puede ser evitado con 38.Dxf2,alargando, sin esperanza, la derrota final: 38...,Cxf2+; 39.Rg1,Ch3+; 40.Rh1,Dxe3; 41.Tf1,De4; 42.f5,Cf4, etc...

Esto no hubiera pasado si Smyslov hubiese recordado la siguiente posición de la partidaChigorin-Rubinstein, cuadrangular Lodz, 1906:


Chigorin jugó 27.Tf7! y las negras abandonaron sin pedir más explicaciones.

A tenor de esto último, y para concluir, nos viene a la memoria la frase del filósofo alemán Martin Heidegger: "La gran tragedia del mundo es que no cultiva la memoria y olvida por tanto a los maestros".








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada