Sin duda que el embrujo que nos produce el ajedrez es tan sublime, que nos hace sentirnos grandes creadores durante unos minutos, y a eso se refiere Marcel Duchamp cuando dice: "No todos los artistas son ajedrecistas, pero todos los ajedrecistas son artistas".

Sin duda, también, que el ajedrez no lo es todo. ¿Qué decir de la música, por ejemplo? Por eso os he dejado una pequeña muestra de mi música favorita, para que la disfrutéis, si os apetece, mientras os sumergís en el fascinante mundo del ajedrez.

Ya en su dia el gran Tarrasch dijo: "Como el amor, como la música, el ajedrez tiene la virtud de hacer felices a los hombres".

Y olvidémonos de aquella otra frase de Oscar Wilde que decía: "Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez"...¡asusta!

Así que sin más dilación comenzemos este singular viaje a una tierra llena de peligros, en la que nos encontraremos a reyes enfrentados en un combate eterno, reinas poderosísimas y despiadadas, fortalezas sólidas e inexpugnables, obispos con gesto serio y mirada oblícua, ágiles corceles dispuestos a asestar coces mortales y valientes guerreros que nunca retroceden ante nada.

Estáis todos invitados, así que los que quieran pueden subir a bordo. Sin condiciones. Durante la travesía seremos testigos de inagotables maravillas y al llegar a puerto nos espera...la felicidad, sin duda.

BIENVENIDO. GRACIAS POR VISITAR MI BLOG.

domingo, 31 de octubre de 2010

Los extraterrestres y el ajedrez


Kirsan Ilyumzhinov

     El recientemente reelegido  presidente de la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez) Kirsan Ilyumzhinov sorprendió hace poco tiempo a propios y extraños cuando en una entrevista concedida al diario británico "The Independent", el 22-09-2010, afirmaba que el ajedrez fué traido a nuestro planeta por una civilización extraterrestre. «¿Se da usted cuenta de que es un juego cósmico?», pregunta a su entrevistador. Más inquietante aún es que asegure que si el ajedrez no es practicado por un número suficiente de personas en nuestro planeta, éste será destruido por los alienígenas, quienes por lo que se ve no son tan comprensivos como suele mostrar el cine. «Nos vigilan. Y puede que se cansen de nosotros... ¿Cómo podemos mantenernos a salvo? Solo gracias al intelecto, la concentración y la energía espiritual. Si mil millones de personas juegan al ajedrez, el mundo tendrá una energía positiva».
Según explica Ilyumzhinov en la entrevista, excavaciones efectuadas en distintos lugares del mundo indican que el ajedrez se jugaba con idénticas reglas en varios continentes, y «entonces no había internet». «Eso significa que lo trajeron de algún lugar», concluye el presidente de la FIDE, quien añade que «hay algún código» en el ajedrez y señala que el tablero tiene 64 cuadrados, el mismo número de codones (órganos celulares) que contiene el ADN humano.
   Pero no sólo de traer el ajedrez a la Tierra viven los extraterrestres. También el maíz fue transportado desde alguna civilización remota. Ilyumzhinov, en todo caso, habla con teórico conocimiento de causa, ya que en 1997 fue llevado hasta una nave espacial, donde se comunicó con sus secuestradores, parece que gracias a la telepatía, antes de ser liberado. «No estoy enfermo, soy normal psicológicamente», sostiene. «No oculté la abdución aún sabiendo que la gente se reiría de mí y me tacharía de loco. Quizá fue una forma de autosacrificio», declara al diario británico.
   Preocupado por la polémica en torno al plan de construir una mezquita en el solar que ocuparon las torres gemelas neoyorquinas, Ilyumzhinov ha escrito al alcalde de esa ciudad, Michael Bloomberg, para ofrecerle 10 millones de dólares destinados a la construcción de un Centro Mundial del Ajedrez en ese lugar. Su plan consiste en construir una torre de 24 pisos en lugar de la mezquita con la forma de la figura del rey en el ajedrez. "El ajedrez, afirma, es una actividad en la que se dan cita el cerebro y el espíritu competitivo. Pero es una competición sin sangre", añade.
   En el Centro Mundial del Ajedrez que propone habría una mezquita, una iglesia cristiana, una sinagoga y un templo budista, y la corona del rey sería un observatorio desde donde los niños podrían mirar a las estrellas. Una escuela de ajedrez daría lecciones gratis de ese deporte de la mente y habría además una red de poderosos ordenadores que organizarían competiciones de ajedrez por internet. Ilyumzhinov cree que el fútbol será un deporte olvidado dentro de uno o dos siglos, mientras que el ajedrez nunca desaparecerá. El presidente de la Fide explica que no utilizará su considerable riqueza personal para financiar todo ese proyecto, pero confía en la ayuda de algunos jerarcas rusos amigos.
   Experiencias del más allá aparte, el políglota Kirsan siempre soñó con ser millonario, lo que logró en 1988 dirigiendo con gran eficacia una empresa soviético-japonesa de automoción. Luego creó varias sociedades demostrando una inteligencia superior a la normal. Acabó Diplómatica con notas brillantes y el entonces presidente Boris Yeltsin le eligió como asesor. Fue elegido miembro del Parlamento ruso y, en 1993, llegó a la presidencia de la República rusa de Kalmikia, cargo que renovó en 1995 con el 85% de los votos tras regalar mil dólares en accciones bancarias a cada habitante. Como cuenta «The Independent», el pasado de Ilyumzhinov encierra otros puntos oscuros. Acusado de corrpución en numerosas ocasiones y de asesinar a un periodista opositor en 1998, su mandato en Kalmikia debió haber terminado en 2005, pero Vladimir Putin voló personalmente hasta su república para reafirmarlo en el poder durante otros cinco años.
   Ahora tras las últimas elecciones a la presidencia de la FIDE que ganó al mismísimo Anatoli Kárpov que le disputaba el cargo, parece que tenemos al ínclito Ilyumzhinov para rato.


Eduard Gufeld
   De todos modos la teoría del origen extraterrestre del ajedrez no es nueva, porque ya en su magnífico libro "Mi mona lisa en el ajedrez", el gran Eduard Gufeld defendía esta hipótesis como su predilecta entre todas las que explican como se originó nuestro amado juego. En dicho libro, ahondando sobre esta idea añade: "Hace muchos años, quizá miles o millones de años, ellos obsequiaron a los terrícolas con un ajedrez, con la esperanza de que en el futuro se produciría un encuentro entre las dos (u otras) civilizaciones y el ajedrez sería la lengua común de comunicación. Tal vez sonreiréis con escepticismo ante tal posibilidad, pero incluso hoy hay gente de distintos continentes que piensa en el ajedrez en un esperanto original. Ante el tablero, son capaces de comprenderse mutuamente al instante". Después y como un ejemplo de lo dicho anteriormente relata una anécdota realmente fantástica. Los hechos ocurrieron en 1992, en Manila, Filipinas, durante la Olimpiada de Ajedrez que se celebró allí. Mok Tze Meng, miembro del equipo de Malasia, recibió un mensaje telefónico anónimo para Gufeld. La persona que llamo a Mok le proporcionó una posición extraordinaria y le dijo que era un regalo especial para Gufeld. La combinación que muestra la siguiente posición es de una belleza insuperable y refuerza la convicción que tiene el propio Gufeld de que un alfil es más fuerte que un caballo:

 
   Tanto Gari Kasparov como Anatoli Karpov se mostraron atónitos ante las ideas reveladas por "la danza del elefante", nombre que da Gufeld a esta composición haciendo alusión a que, en ruso, la figura del alfil se designa con la palabra elefante.
   Cediendo otra vez la palabra a Gufeld, este comenta: "Hasta ahora, nadie ha reclamado ser el creador de esta extraordinaria posición. Para mí, sólo hay una posible respuesta: ¡su inventor vino del espacio exterior! Sí, amigos míos, quizás sonriáis, pero nadie puede demostrar que me equivoco. ¡Estudiad la posición y disfrutadla! Os aseguro que obtendréis un placer similar al de escuchar una preciosa melodía. Os daréis cuenta de que el ajedrez no es tan sólo deporte y ciencia, sino también un gran arte".
   La solución es: 1.Cf6+,Rg7 (jugada única: si 1...,Rh8 entonces d8(=D)+ gana; si 1...,Rg6; 2.Ah5+!,Rf6; 3.d8(=D)+ gana); 2.Ch5+,Rg6 (otra vez única: 2...,Rh8/Rg8/Rf8 pierden tras 3.d8(=D)+; 2...,Rf7 permite 3.d8(=D)); 3.Ac2+!,Rh5 (jugada única); 4.d8(=D)!!,Cf7+; 5.Re6,Cxd8+; 6.Rf5 (de repente ha surgido la amenaza 7.Ad1 mate):
 

6...,e2; 7.Ae4 (con la amenaza 8.Af3 mate),e1(=C), (el tercer caballo); 8.Ad5!! (con idea de 9.Ac4 y 10.Ae2 mate),c2; 9.Ac4,c1(=C), (el cuarto caballo); 10.Ab5 (con idea de 11.Ae8 mate),Cc7; 11.Aa4!


¡Increible! Cuatro caballos y un alfil contra el solitario alfil blanco y, sin embargo, las negras están condenadas. No se puede evitar Ad1++.

Viendo ejemplos como este, la verdad es que uno se plantea que el ajedrez no puede ser realmente de este mundo, aunque si aceptamos su origen terrestre nos viene a la memoria la frase de Juan José Arreola: "El ajedrez es la única ocurrencia humana que queda fuera del alcance del ser humano".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada