Sin duda que el embrujo que nos produce el ajedrez es tan sublime, que nos hace sentirnos grandes creadores durante unos minutos, y a eso se refiere Marcel Duchamp cuando dice: "No todos los artistas son ajedrecistas, pero todos los ajedrecistas son artistas".

Sin duda, también, que el ajedrez no lo es todo. ¿Qué decir de la música, por ejemplo? Por eso os he dejado una pequeña muestra de mi música favorita, para que la disfrutéis, si os apetece, mientras os sumergís en el fascinante mundo del ajedrez.

Ya en su dia el gran Tarrasch dijo: "Como el amor, como la música, el ajedrez tiene la virtud de hacer felices a los hombres".

Y olvidémonos de aquella otra frase de Oscar Wilde que decía: "Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez"...¡asusta!

Así que sin más dilación comenzemos este singular viaje a una tierra llena de peligros, en la que nos encontraremos a reyes enfrentados en un combate eterno, reinas poderosísimas y despiadadas, fortalezas sólidas e inexpugnables, obispos con gesto serio y mirada oblícua, ágiles corceles dispuestos a asestar coces mortales y valientes guerreros que nunca retroceden ante nada.

Estáis todos invitados, así que los que quieran pueden subir a bordo. Sin condiciones. Durante la travesía seremos testigos de inagotables maravillas y al llegar a puerto nos espera...la felicidad, sin duda.

BIENVENIDO. GRACIAS POR VISITAR MI BLOG.

lunes, 8 de noviembre de 2010

¿ Os acordáis de mi perro ?


   Hace un tiempo os comenté como mi perro, sin ningún reparo, me dió una soberana paliza delante del tablero. (Os remito a la entrada del 19 de Agosto de 2010). Desde entonces no he vuelto a jugar con él, pero Dante no ha estado perdiendo el tiempo. La fotografía de arriba habla por si sola. Así le sorprendí el otro día cuando entré sigilosamente en casa, para confirmar lo que ya sospechaba: mi perro se entrena firmemente en mi ausencia. ¡Y además con mis propios libros! ¡Que poca vergüenza! Si sigue así, a ver como le voy a vencer... Como ya dije en aquella entrada, el perro es el mejor amigo del hombre... ¡Ja!
  Después de invitarle amablemente a que dejara el tablero y el libro y se marchara, no pude evitar  fijarme en la posición que estaba estudiando:


   Según pude ver en el libro que estaba utilizando Dante, la posición corresponde a la partida Gurevich-Razuvaiev, Moscú 1987, en la que mueven las blancas.
   Aquí os pongo el diagrama para que la podáis estudiar mejor:


   La ventaja posicional de las blancas es evidente, pero ¿cómo aprovecharla al máximo?.
Tras varios minutos estudiando absorto el tablero, sin ver el plan ganador, apareció Dante de nuevo en la terraza, y ni corto ni perezoso me "facilitó" la solución:
   1.h5!,g5; 2.Cd5!! y las negras abandonan debido a 2...,exd; 3.Txe7,Dxe7; 4.Dxf5+ y 5.Dxc8. Resulta paradójico -me aclaró- que el punto más solido de las negras, "f5", en realidad fue su principal debilidad.
   Después de decir esto, y tal vez a causa de la cara de pocos amigos que le puse, se marchó rápidamente murmurando entre dientes: "Que malas pulgas tienen algunos humanos". ¡Lo que hay que oir!
   Por si alguno de vosotros tiene también algún perro de esta calaña, os dejo, para que lo estudiéis, un enlace al  magnífico libro "Entrenamiento de élite (I)" de Dvoretsky y Yusupov, que creo que es uno de los libros imprescindibles en cualquier biblioteca de ajedrez. ¡Por algo lo había escogido Dante!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada