Sin duda que el embrujo que nos produce el ajedrez es tan sublime, que nos hace sentirnos grandes creadores durante unos minutos, y a eso se refiere Marcel Duchamp cuando dice: "No todos los artistas son ajedrecistas, pero todos los ajedrecistas son artistas".

Sin duda, también, que el ajedrez no lo es todo. ¿Qué decir de la música, por ejemplo? Por eso os he dejado una pequeña muestra de mi música favorita, para que la disfrutéis, si os apetece, mientras os sumergís en el fascinante mundo del ajedrez.

Ya en su dia el gran Tarrasch dijo: "Como el amor, como la música, el ajedrez tiene la virtud de hacer felices a los hombres".

Y olvidémonos de aquella otra frase de Oscar Wilde que decía: "Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez"...¡asusta!

Así que sin más dilación comenzemos este singular viaje a una tierra llena de peligros, en la que nos encontraremos a reyes enfrentados en un combate eterno, reinas poderosísimas y despiadadas, fortalezas sólidas e inexpugnables, obispos con gesto serio y mirada oblícua, ágiles corceles dispuestos a asestar coces mortales y valientes guerreros que nunca retroceden ante nada.

Estáis todos invitados, así que los que quieran pueden subir a bordo. Sin condiciones. Durante la travesía seremos testigos de inagotables maravillas y al llegar a puerto nos espera...la felicidad, sin duda.

BIENVENIDO. GRACIAS POR VISITAR MI BLOG.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Ajedrez Brillante (II)


   Para terminar la visita que hemos hecho al libro de Máximo Borrell "Ajedrez Brillante" en la entrada anterior, en esta segunda parte mostraré otras posiciones que me llamaron la atención, y que son igual de curiosas e interesantes como las de la primera.
   Empezaremos por ésta, cuyo autor es Berger, y que plantea la pregunta de si pueden un rey y un alfil ganar a un rey y cinco peones:


   La solución consiste en 1.Rc1,f5 (si 1...,d3; 2.Ae3, 3.Ad2 y 4.Ac3++); 2.Af2,f4; 3.Ae1,f3; 4.Ag3,f6; 5.Af2,f5; 6.Ag3,f2 (si 6...,f4; 7.Af2,d3; 8.Ae1):


7.Axf2,f4; 8.Ae1,f3; 9.Ag3,f2; 10.Axf2,d3; 11.Ae1,d2+; 12.Axd2,e4; 13.Ac3++.

 
   El siguiente diagrama, compuesto por Seletzky, lo titula: ¿Cree usted en los milagros?:


   Las blancas juegan y ganan, y aunque a primera vista la posición no ofrece nada de especial, al ver la solución es cuando se empieza a creer en los milagros, por lo menos en un tablero de ajedrez:
1.Dg5,Re6+ (si 1...,Axd7; 2.Cf4,Dd6 (a 2...,Dg7; 3.Ac4+,Rf8; 4.Dd8+,Ae8; 5Ce6+; y si 2...,Db8; 3.Ah5+,Rf8; 4.Df6+,Rg8; 5.Df7+,Rh8; 6.Cg6++); 3.Ac4+,Re8; 4.Dg8+,Df8; 5.Af7+,Re7; 6.Cd5+); 2.Rg1,Rxd7 (si 2...,Axd7; 3.Ag4+,Rf7; 4.Ah5+,Re6; 5.De5++); 3.Cc5+,Rc8 (si 3...,Rd6; 4.Dg3+,Rd5; 5.Ac4+,Rxc4; 6.Db3+); 4.Aa6+,Rb8; 5.Dg3+,Ra8:


6.Ab7+,Axb7; 7.Cd7,Dd8; 8.Db8+,Dxb8; 9.Cb6++.
¡Una posición final fantástica!:


 
    En el siguiente diagrama, compuesto por Campbell, las blancas juegan y hacen tablas, aunque parezca imposible, y es que el ajedrez tiene muchos recursos defensivos:


   No se ve la forma de parar a los peones negros pasados que están a punto de coronar, y de hecho es imposible, así que habrá que buscar por otras partes. ¿Os veis con fuerzas de encontrar la solución?. Intentadlo un rato, y si no encontráis el camino salvador, pinchad sobre la "Solucion".

SOLUCIÓN
1.Ad2,g2; 2.Aa5,g1(=D); 3.b4 y juegue lo que juegue el negro, el blanco está ahogado.



   En el siguiente diagrama, cuyo autor es Lazard, nos encontramos con un panorama parecido al anterior. Las blancas juegan y hacen tablas, aunque parezca de nuevo imposible. ¡Intentadlo de nuevo!:


SOLUCIÓN
1.Te1!,g2+; 2.Rf2+,g1(=D)+; 3.Rf3,Dxe1 ¡ahogado!



   Hay un refrán que dice: "Más vale estar solo que mal acompañado", y esto es lo que debió de pensar el rey negro en la siguiente posición compuesta por Prokop en 1929, en la que las blancas juegan y ganan. Esta claro que si las negras solo tuvieran el rey, el final es tablas por la imposibilidad de dar mate con dos caballos, pero las negras cuentan también con dos caballos, y eso supondrá su ruina:


1.Cd7+,Ra8; 2.Rc7,Cc6 (si 2...,Cxd6; 3.Cb6++ y si 2...,Cb5+; 3.Cxb5 y 4.Cb6++); 3.Cxc8,el caballo juega; 4.Cd-b6++.

   Para terminar, veremos dos posiciones que encuadraríamos dentro del apartado del humor, y es que echar unas risas nunca viene nada mal.
En la primera, ideada por Tolosa, las blancas juegan y tienen que dar mate en menos de una jugada:


   Para la resolución del problema, hay que recordar que según el reglamento una jugada se considera concluida, cuando una vez trasladada una pieza a una casilla libre, la mano del jugador ha soltado la pieza.
En la posición anterior, la solución consiste en coger el rey blanco, levantarlo y mantenerlo suspendido, con lo que la jugada del rey aún no ha sido realizada totalmente, y en estas condiciones, las demás piezas dan mate al rey negro...

    La segunda posición, obra de Loyd, guarda cierta similitud con la anterior, ya que las blancas, que son mano,  juegan y dan mate en media jugada:


   Partiendo de la base de que el enroque corto se realiza en dos fases, primero desplazando el rey de "e1" a "g1", y luego la torre de "h8" a "f8", la solución es muy simple. Basta con jugar la torre de rey a "f8", completando el enroque blanco- la media jugada-, y dando mate entonces al rey negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada